Comienzan debate sobre legalización de mariguana en Uruguay

La Cámara de Diputados de Uruguay comenzó hoy una histórica sesión en la que debatirá la legalización de la producción, comercialización y consumo de la mariguana.

La discusión parlamentaria será maratónica, ya que en principio se anotaron 31 diputados para manifestar públicamente su posición sobre una norma inédita a nivel mundial.

El oficialista Frente Amplio se mantiene en la incertidumbre, ya que necesita de 50 de los 99 votos que hay en la Cámara Baja para aprobar el proyecto que comenzó a discutirse el año pasado.

Hasta ahora, el gobierno sólo tiene garantizado el respaldo de 49 de sus diputados, ya que un aliado, Darío Pérez, se ha negado a definir su posición, lo que lo ha convertido en el protagonista de la jornada.

Al comienzo de la sesión, el diputado oficialista Sebastián Sabini, advirtió que la ley "no busca ser un ejemplo para el mundo ni para la región, sino dar una respuesta a los problemas de la población uruguaya".

Agregó que el principal interés es combatir de manera eficiente el narcotráfico para evitar el crecimiento de la violencia que genera la disputa entre las bandas por el control del mercado.

La ley prevé la inscripción de consumidores en el Instituto de Regulación y Control de Cannabis, un nuevo organismo público que otorgará licencias de plantación de mariguana a privados.

El nuevo órgano será el responsable de fiscalizar el cumplimiento de las normas referidas a la mariguana y sancionará a quienes incumplan las leyes.

La iniciativa es muy diferente a la que el año pasado presentó Mujica y que otorgaba al Estado el monopolio para la producción y comercialización de la mariguana.

Ahora, el Estado sólo podrá otorgar licencias para la distribución de la droga, lo que implica que regulará y controlará el mercado, pero no podrá producir.