Permite estatus sanitario comercializar 200 mil reses en Yucatán

El estatus sanitario del hato ganadero local ha permitido que el estado haya comercializado más de 200 mil reses en la última década, resaltó la Unión Ganadera Regional del Oriente del Estado de Yucatán (Ugroy).

En entrevista, el dirigente de la agrupación, Luis Cepeda Cruz, explicó que el producto ha sido comercializado principalmente en países de Centroamérica y otras naciones.

Aclaró que en este año no hubo exportación de reses ni ventas en el mercado nacional porque la intención es hacer crecer más el número de animales que conforman el hato.

"De 400 mil cabezas de ganado que manejan los cuatro mil 500 ganaderos a través de 123 asociaciones en el oriente del estado, se pretende aumentar a más de 450 mil al terminar este año", detalló.

Por otra parte, actualmente los ganaderos están inmersos en las acciones de combate a los murciélagos que pueden transmitir la rabia al ganado.

"Hasta hoy estamos libres de enfermedades como la tuberculosis, la brucelosis y la rabia porque los ganaderos coadyuvan en las acciones para fortalecer las campañas fitosanitarias", aseguró.

Explicó que los productores a acompañando a las brigadas a las cuevas y entradas de cenotes donde anidan estos animales y una vez dentro se les unta veneno en la espalda para que al lamerse entre ellos, ingieren en el veneno y poco a poco se reduce su población.

Estas acciones, consideró, han permitido que no se hayan registrado en los últimos años brotes de rabia, pero aclaró que "tampoco se han tomando actitudes triunfalistas ni se bajará la guardia, pues el estatus sanitario del hato local es un gran valor agregado para ese sector".