Transcurren con calma las elecciones generales en Zimbabwe

Las elecciones generales en Zimbabwe transcurren hoy con calma, salvo algunos retrasos en la apertura de algunos colegios, en una jornada en la que se juega la continuidad del presidente Robert Mugabe, en el poder desde hace 33 años.

Unos 6.4 millones de zimbabuenses fueron convocados a las urnas para votar en las elecciones presidenciales, senatoriales, parlamentarias y locales, vigiladas por 62 mil policías y supervisadas por unos 600 observadores internacionales, en su mayoría de países africanos.

Los comicios, los primeros desde las violentas votaciones de 2008, comenzaron a las 07:00 horas de Zimbabwe (05:00 GMT) y cerrarán a las 19:00 horas locales (17:00 GM), informó la Comisión Electoral del país africano, citada por el diario de Zimbabwe The Herald.

Mugabe emitió su voto alrededor del medio día en el barrio de Highfield, en el sur de Harare, mientras que su rival, el primer ministro Morgan Tsvangirai, ejerció su derecho al sufragio en el barrio de Mount Pleasant, en el norte de la capital.

El actual mandatario, de 89 años de edad, aseguró la víspera que dejará el poder si pierde las elecciones ante Tsvangirai, a quien invitó a hacer lo propio si lo derrota.

La presidenta de justicia de la Comisión Electoral de Zimbabwe, Rita Makarau, confió en que las votaciones concluyan en un solo día y que los resultados de las elecciones presidenciales se publique, como muy tarde, cinco días después de la jornada electoral.

Mugabe tiene el respaldo de la Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU-PF), mientras que Tsvangirai, de 61 años, representa al Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), de oposición.

Mugabe se enfrenta por tercera vez a Tsvangirai por la presidencia, pero ambos comparten el gobierno desde 2009, cuando lograron un acuerdo para poner fin al conflicto político que estalló en 2008, tras las elecciones de ese año.

Este gobierno de coalición fue creado para evitar una guerra civil, luego de una ola de protestas desatadas tras las elecciones de 2008 entre militantes de la ZANU-PF y el MDC.

En el pasado mes de marzo se aprobó una nueva Carta Magna que redujo los poderes del presidente de la República y fortaleció el papel en la vida del país de la Asamblea Nacional.

La Constitución, vigente desde marzo pasado, redujo los poderes del presidente de la República y fortaleció el papel en la vida del país de la Asamblea Nacional, además suprimió el cargo de primer ministro y permite sólo dos mandatos presidenciales, de cinco años cada uno.