Mejoró en junio el crédito al sector privado: Banxico

En junio pasado, el saldo de la cartera de crédito vigente de la banca comercial al sector privado en el país fue de dos billones 370.2 mil millones de pesos, lo que significó un aumento de 5.8 por ciento y una recuperación respecto al mes previo.

En su reporte de agregados monetarios y actividad financiera al sexto mes de 2013, el Banco de México (Banxico) informa que de ese saldo, 614.4 mil millones de pesos fueron destinados al crédito al consumo.

Dicha cifra, explica, representa un avance de 10.6 por ciento en un concepto considerado por los analistas como uno de los más importantes, porque refleja la percepción y la confianza del consumidor en la economía y la situación del mercado interno.

De acuerdo con los datos del organismo, este tipo de financiamiento mejoró gracias al avance en el segmento de tarjetas de crédito, que creció 10.6 por ciento en junio pasado, luego de 9.8 por ciento de mayo previo, para sumar 275.2 mil millones de pesos.

El instituto central detalla que el saldo del crédito a la vivienda fue de 450.4 mil millones de pesos, con un crecimiento de 3.6 por ciento, mientras que el apoyo a empresas no financieras y personas físicas con actividad empresarial sumó un billón 203.7 mil millones de pesos, que significó un incremento de 3.1 por ciento.

Asimismo, precisa que el saldo del crédito otorgado a intermediarios financieros no bancarios se ubicó en 101.7 mil millones de pesos, con una variación positiva de 21.5 por ciento.

En cuanto al financiamiento otorgado por la banca comercial (cartera de crédito vigente y vencida y la cartera de valores), el Banxico refiere que éste aumentó 2.3 por ciento real anual en junio de 2013.

Por componente de este indicador, subraya que el financiamiento al sector privado se incrementó en 5.8 por ciento, el otorgado a estados y municipios en 10.4 por ciento, y el destinado al sector público bajó 11.8 por ciento.

Indica que en el sexto mes del año en curso, el financiamiento otorgado por la banca de desarrollo registró un avance anual de 1.0 por ciento real.

Al interior de este indicador, agrega, el financiamiento al sector privado aumentó 7.9 por ciento, el destinado a financiar a los estados y municipios en 14.5 por ciento, mientras que el destinado al sector público descendió 17.6 por ciento.