Señalan que madres adolecentes son las que amamantan a sus hijos

La lactancia materna está disminuyendo en San Luis Potosí, donde se tiene detectado que son las madres adolescentes las que más amamantan a sus hijos, con un índice de entre 30 y 33 por ciento, al constituir el sector que se deja orientar.

Así lo señaló el médico José Carlos Martínez, del Hospital del Niño y la Mujer, quien junto con la enfermera Silvia Martínez Flores, está al frente de la Clínica de Lactancia de este nosocomio.

En el centro se promueve un parto amigable y se fomenta que los menores reciban el mejor alimento, que es el que les proporcionan las madres.

De acuerdo con el especialista, actualmente el número de mujeres que amamantan ha disminuido dramáticamente y una muestra de ello es lo que ha sucedido en el sector rural, en donde se tenía el registro de que el 36.9 por ciento de mujeres alimentaban a sus hijos, un porcentaje que ahora es de 18.5 por ciento.

Estos números son menores cuando se trata de zonas urbanas, y de acuerdo con el especialista, la disminución en las cifras se debe a distintos factores, como que más mujeres tengan un empleo, además de fenómenos como la migración y el desconocimiento de cómo amantar, en caso de tomar medicamentos o presentar algún problema.

"Tenemos datos que nos indican que más del 50 por ciento de las madres abandonan la lactancia en las primeras 72 horas, debido a que presentan algunos problemas físicos, como grietas o congestionamientos, pero también desconocimiento, por lo que dan biberón al bebé", dijo.

"Son pocos los casos en los que está contraindicado el amamantar, por ejemplo cuando se tienen enfermedades como cáncer, en donde la prioridad es salvar la vida de la madre o VIH/Sida, pues pueden contagiar al bebé", expuso.

Además, "cuando se consumen drogas y algunos medicamentos, pero estos últimos son muy específicos, aunque si es necesario contar con la asesoría médica para poder hacerlo" explicó Silvia Martínez Flores.

Sobre el trabajo que realizan en la Clínica de Lactancia que está dentro del Hospital del Niño y la Mujer, José Carlos Martínez indicó que la principal labor es fomentar la lactancia.

"Anualmente tenemos en el hospital un promedio seis mil nacimientos, de los cuales el 90 por ciento egresan con lactancia, el resto son pacientes que por alguna causa se quedan y no lo pueden hacer", declaró.

Detalló que como parte del trabajo que se realiza dentro del hospital, no se permite el uso de chupones y biberones, además de tener una campaña constante de capacitación a las madres, padres y otros familiares, sobre la importancia de la lactancia y la manera correcta de hacerse.

Refirió que para lograr este impulso a la lactancia, se trabaja en puntos fundamentales como la capacitación, difusión a mujeres embarazadas de la importancia de la lactancia, inicio de la lactancia, enseñar a amantar, llevar una lactancia exclusiva y favorecer el apego entre madre e hijo.

De acuerdo con el especialista, la lactancia resulta fundamental para la vida de un bebé en los dos primeros años de vida, pues se obtiene una disminución en la mortalidad y se evitan problemas de salud, al generar anticuerpos.

En tanto, la madre mejora su salud en general, pues disminuye la probabilidad de cáncer de mama y ovario, combate la obesidad, la diabetes, y se obtiene una mejora en la capacidad cardiovascular.