Cumplen 23 días en huelga de hambre unos 385 presos en California

Unos 385 presos en California cumplen hoy 23 días en huelga de hambre en protesta por el castigo indefinido de "solitario", mientras crece la presión de sus familiares y de simpatizantes.

Las autoridades identificaron al reo Todd Ashker, un dirigente neonazi de la Hermandad Ariana, como el presunto líder de la protesta.

Según el Departamento de Correcciones de California la huelga de hambre que al inicio incluyó hasta a 30 mil reos la inició Ashker, quien ha permanecido más de la mitad de sus 50 años de edad encerrado en solitario en la prisión de Pelikan Bay.

Ashker es considerado de alta peligrosidad, fue detenido en 1988 tras cometer un crimen, además fue identificado como un dirigente supremacista blanco, que supone que el tono claro en la piel equivaldría a una presunta superioridad física o mental.

Autoridades aseguran tener menos de tres mil presos en solitario, pero muchos de ellos han permanecido por años en esas condiciones, sin ningún contacto físico ni encuentro con otros reos e incluso comen solos y nunca salen a hacer ejercicio.

Sus celdas miden un metro y medio cuadrados y carecen de ventanas, de hecho los presos en solitario nunca ven de manera directa el sol mientras se encuentran en ese castigo.

Las autoridades informaron esta semana que muchos de los presos en solitario en California son miembros de una pandilla que se hace llamar la "mafia mexicana", integrada por pesos mexicoamericanos y que desde el interior de las prisiones coordina actos delictivos.

Unos 200 familiares de los presos en huelga de hambre que se han manifestado ante el Departamento de Correcciones y el palacio de gobierno estatal o Capitolio aseguran que sus presos no son miembros de pandillas.

Una organización legal ya interpuso una demanda contra el estado porque luego de 15 días consecutivos de encierro en solitario se considera un castigo inhumano e inusual.

El estado asegura que tiene en solitario a cerca del 3.0 por ciento de la población carcelaria de California.

Autoridades prohiben a la prensa documentar las condiciones internas de las prisiones, en especial si se refieren a la pena de muerte.

Amnistía Internacional (AI), capítulo Estados Unidos, llamó esta semana por su parte a una investigación independiente a las demandas de los presos en huelga de hambre y las respuestas de las autoridades.

AI intervino luego que las autoridades en la cárcel de Corcoran encontraron el cadáver de un preso condenado a cadena perpetua, Bill Sell, de 32 años, colgado en su encierro en solitario.

Familiares de Sell aseguraron que se suicidó por desesperación al vivir años en solitario, pero no hay aún una versión oficial al respecto.