Proponen a la oposición venezolana activar el "poder constituyente"

El militar retirado Raúl Emilio Baduel informó hoy que un sector de la oposición busca activar el "poder constituyente" que podría incluir la redacción de una nueva Carta Magna, para resolver los problemas políticos de Venezuela.

"Muchos venezolanos proponemos esta medida como instrumento cívico pacífico, democrático, viable y eficiente para salir de este desorden de cosas en el que está sumido el país por culpa del gobierno", precisó a Notimex, el teniente retirado.

Baduel, hijo del ex ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, reconoció sin embargo que el opositor "sector constituyente", compuesto por académicos "independientes políticamente", carece de voceros en el seno de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El estudiante de Ciencias Política en la pública Universidad de Carabobo, afirmó que el poder constituyente es un "mecanismo que puede activarse en cualquier momento" y permitiría reemplazar los poderes públicos, que afirma están hoy secuestrados por el oficialismo.

"Se pueden controlar o revocar los cinco poderes (del Estado) de una sola vez, no solamente el Poder Ejecutivo, sino los otros poderes que, lamentablemente, en este país se encuentran entregados a una parcialidad política", explicó Baduel.

El teniente retirado del Ejército Venezolano aceptó, sin embargo, que "no necesariamente" se tendría que redactar una nueva Carta Magna ya que "podríamos volver a la Constitución del 99 sin la enmienda" del año 2009.

La enmienda constitucional en cuestión fue aprobada en referendo en diciembre de 2009 y permitió al fallecido presidente Hugo Chávez, la "elección continua indefinida" en su cargo, ya que antes existía un límite de dos periodos para los presidentes de Venezuela.

Baduel aseguró que el llamado al Poder Constituyente está basado en el Artículo 350 de la Constitución de Venezuela vigente, que permite la "desobediencia" cívica.

Advirtió que si la oposición se abstiene de plegarse al llamado Constituyente, el gobierno podría "secuestrar" este mecanismo y utilizarlo para "atornillarse" en el poder a costa de la ciudadanía.

"Peor aún sería que el gobierno secuestre el Poder Constituyente originario porque ahí sí va a hacer todo lo que convenga a sus intereses propios y macabros, para tratar de atornillarse aún más en el poder", concluyó Baduel.