Denuncian grupos civiles "escalofriante precedente" por caso Manning

El veredicto dictado hoy contra Bradley Manning, responsable de filtrar información confidencial del gobierno estadunidense, sienta un "escalofriante precedente" para la prensa y la libertad de expresión, denunciaron hoy dos grupos civiles.

Julian Simon, director ejecutivo del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), dijo que pese a que Manning fue hallado inocente del cargo más serio, ayudar a un enemigo, es preocupante que lo responsabilizaran de más de una decena de cargos.

"Nos preocupa el escalofriante efecto sobre la prensa, en especial para los reporteros que cubren temas de seguridad nacional. Este agresivo procesamiento ha enviado un claro mensaje a potenciales denunciantes", dijo Simon.

Una corte militar decidió este martes que Manning es culpable de cargos relacionados con la filtración de información a la prensa, lo que significa que podría ser sentenciado a más de 130 años de prisión.

Por su parte, el grupo Human Rights Watch (HRW) manifestó que el hecho de que el gobierno de Estados Unidos acusara a Manning de ayudar al enemigo al filtrar información es un precedente negativo.

"El cargo del gobierno, de que Manning ayudó al enemigo, manda un escalofriante precedente, al amenazar a los denunciantes con procesarlos por cargos relacionados con traición por cualquier comunicación con los medios que pudiera considerarse de ayuda al adversario", dijo el organismo.

Las posiciones de CPJ y HRW se suman a las que horas antes expresaran otros dos destacados grupos humanitarios.

Amnistía Internacional (AI) consideró que desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, el gobierno de Estados Unidos usa la seguridad nacional para defender una amplia serie de acciones ilegales, según el derecho internacional e interno.

"No es difícil llegar a la conclusión de que el juicio de Manning trataba de mandar un mensaje: que el gobierno de Estados Unidos te va a perseguir, sin cortapisas, si estás pensando en revelar evidencia de su comportamiento ilegal", enfatizó un directivo de AI.

Por su parte, la Unión Estadunidense para las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) consideró que "parece claro que el gobierno está buscando intimidar a quienquiera que considere revelar información valiosa en el futuro".

En un comunicado, la ACLU asentó que pese a que celebra el hecho de que Manning no haya sido declarado culpable de ayudar al enemigo, ninguna persona que filtre información a la prensa a favor del interés público debe ser perseguida bajo las leyes de espionaje de Estados Unidos.