Avanza investigación de asesinato de mexicano por policías de EUA

María Puga, viuda del mexicano muerto a golpes y descargas eléctricas por una docena de oficiales fronterizos, reconoció hoy avances en el caso, luego que la corte ordenó dar a conocer los nombres de los agentes involucrados.

Una Corte Federal en San Diego, California, determinó que fueran dados a conocer los nombres de 11 de los 12 oficiales que torturaron hasta causar la muerte al mexicano Anastasio Hernández, en hechos ocurridos a finales de abril de 2010.

El único nombre que se conservó en reserva es el de un oficial encubierto que en la actualidad desarrolla una investigación.

Puga declaró que se trata de "un paso importante en nuestra lucha por la justicia y para llevar a los agentes a que rindan cuentas ante la ley".

Los nombres de los indiciados son: Jerry Vales, Kurt Sauer, Alan Boutwell, Ramon DeJesus, Edward Carili, Guillermo Avila Ishmael Finn, Derrick Liewelin, Phillip Krasielwics, Andre Piligrino, Harinzo Naraneisingh.

El grupo incluye a dos supervisores de la Patrulla Fronteriza -Avila y Finn- y tres de sus agentes, cuatro inspectores de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), dos agentes de inmigración y aduanas y el agente encubierto.

Hernández estaba esposado a la espalda obligado a permanecer boca abajo sobre el piso y con al menos la rodilla de un oficial que le inmovilizaba el cuello, mientras el resto pateaba al mexicano en el rostro y el resto del cuerpo.

Los oficiales, entre ellos el supervisor Avila, le dieron cinco o seis descargas eléctricas paralizantes consecutivas, por su presunta resistencia al arresto.

"Es un paso en la dirección correcta, pero no tenían que haber transcurrido tres años para que el público supiera los nombres de los oficiales involucrados", dijo Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas, que demandó dar a conocer estos datos.

"Hace tres años que el público debió conocer no sólo los nombres de los oficiales, sino también si permanecen en su trabajo y si tienen antecedentes de abuso o mala conducta", sostuvo.