Da ONU ultimátum a rebeldes en RD del Congo para que depongan armas

La Organización de Naciones Unidas (ONU) dio hoy un ultimátum a rebeldes que operan en la República Democrática del Congo (RDC) para que depongan las armas en 48 horas, o se preparen para ser desarmados por la fuerza.

En un comunicado, la Misión de Naciones Unidas en la RDC (Monusco por sus siglas en francés) indicó que cualquier individuo armado en la zona de Kivu del Norte, que incluye las ciudades de Goma y Sake, tendrá hasta las 16:00 del próximo jueves para deponer sus armas.

Luego de esa hora, cualquier persona armada que no pertenezca al ejército de la RDC será "considerado como un amenaza inminente de violencia física contra los civiles", por lo que la MONUSCO tomará "todas las medidas necesarias para desarmarlos".

De acuerdo con su mandato, las fuerzas de la MONUSCO están autorizadas para hacer uso de la fuerza, con el fin de proteger a la población civil amenazada por fuerzas rebeldes.

La ONU estima que poco más de un millón de civiles viven en las ciudades de Goma y Sake.

La MONUSCO informó que desde mediados de mayo, las fuerzas rebeldes del Movimiento 23 de marzo (M23) han empleado ataques indiscriminados con el fin de avanzar posiciones en las inmediaciones de Goma, lo que ha causado ya numerosas bajas civiles.