Necesario lograr una reforma adecuada y profunda: Lozoya Austin

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, destacó la necesidad de lograr una reforma energética adecuada, a fin de contar con mejores tecnologías y sistemas jurídicos para la explotación de petróleo.

Aseveró que si se quiere llevar el potencial energético de México a su verdadera realidad es necesario canalizar las inversiones de manera más eficiente, para lo cual se requiere de una reforma profunda.

Al concluir las actividades del "Seminario sobre la experiencia de Colombia en materia petrolera", que se llevó a cabo en la sede de la cancillería en esta capital, Lozoya Austin advirtió que "la energía barata se está acabando y las inversiones en la industria son cada vez más riesgosas".

Refirió que la producción de la empresa petrolera se mantiene estable desde hace tres años y la primera producción en aguas profundas se dará a finales de 2015.

Ante este panorama, señaló que uno de los retos para Pemex es incrementar el valor agregado y hacer más eficientes sus procesos de producción para garantizar sus recursos a futuro.

Otros retos operativos son perforar más de 500 pozos anuales en Chicontepec; perforar y operar entre mil y dos mil pozos anuales de shale gas y shale oil, y superar "cuellos de botella" en infraestructura de ductos, expuso.

Señaló que también es necesario reestructurar a la empresa petrolera para hacerla más competitiva, reducir costos administrativos y que sea más transparente.

Destacó también la importancia de introducir en Pemex las mejores prácticas de gobierno corporativo y darle flexibilidad presupuestal y operativa.

En el encuentro en la Secretaría de Relaciones Exteriores, el funcionario precisó que es necesario aprovechar la producción de sus campos maduros, donde existen recursos pero que se han dejado por falta de inversión en tecnología, y es necesario continuar con su explotación eficiente.

Como consecuencia de ello, una vez que un yacimiento cuya producción inicial es alta y comienza a declinar su presión natural, se procede a buscar otras fuentes, por lo que hoy se cuenta "con muchas manzanas mordidas" de yacimientos truncos, explicó.

Por fortuna, dijo, en años recientes se ha invertido en retomar estos yacimientos con nuevas tecnologías lo que ha permitido alcanzar tasas de restitución superiores al ciento por ciento, lo que deja claro que "para encontrar más energía se tiene que invertir más".

Mientras tanto, añadió, Pemex continúa trabajando en buscar la manera de explotar nuevos recursos en aguas profundas, donde los hallazgos de los pozos como Trión y Supremus revelan una posibilidad real de seguir con la producción en aguas profundas.