Deja Corte Suprema italiana en suspenso veredicto contra Berlusconi

La Corte Suprema de Italia dejó hoy en suspenso el veredicto definitivo contra el ex primer ministro Silvio Berlusconi por fraude fiscal, por el cual ha sido condenado en dos juicios anteriores a cuatro años de cárcel y cinco de inhabilitación.

Durante uno de los recesos de la audiencia judicial, Franco Coppi, uno de los abogados de Berlusconi, declaró a la prensa que la sentencia se conocerá entre mañana miércoles y el próximo jueves.

En su intervención en la audiencia, Coppi habló por más de una hora para pedir la absolución del acusado bajo el argumento de que el delito que se le imputa "no existe".

Sin embargo, el fiscal general sustituto de la Corte Suprema, Antonio Maura, declaró que hay pruebas incontrovertibles de que Berlusconi fue el autor intelectual del fraude fiscal, por lo que pidió confirmar la condena en su contra, aunque se pronunció por reducir de cinco a tres años la inhabilitación.

Maura aseguró que el procedimiento ha respetado las reglas de ley y ha garantizado un "proceso justo".

También denunció que aún se mantiene el mecanismo de facturaciones ficticias a través del cual la televisora Mediaset, de Berlusconi, "infló los costos para obtener beneficios fiscales" y pudo desviar capitales a cuentas bancarias en el extranjero.

El ex primer ministro es imputado de haber cometido fraude fiscal por al menos siete millones de euros (unos 9.2 millones de dólares) entre 2002 y 2003 en la compra venta de derechos televisivos de Mediaset.

El 8 de mayo pasado, el Tribunal de Apelaciones de Milán confirmó la sentencia emitida por un tribunal de primera instancia por la que Berlusconi fue condenado a cuatro años de cárcel --rebajados a un año por la llamada ley del indulto-- y a cinco de inhabilitación para ocupar cualquier cargo público.

El veredicto de la Corte Suprema será definitivo y en caso de que los jueces confirmen las dos sentencias precedentes, el ex jefe de gobierno deberá abandonar su asiento en el Parlamento, con lo que su carrera política llegaría a su fin.

Sin embargo, Berlusconi difícilmente pisaría la cárcel pues podría beneficiarse del arresto domiciliario tanto por su edad (76 años), como por las prerrogativas de la ley del indulto.

Pero a nivel político una sentencia condenatoria pesaría sobre el gobierno de coalición de Enrico Letta, formado en abril pasado con el apoyo del Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) -de Berlusconi-, del centroizquierdista Partido Democrático y de la centrista Lista Cívica.

Berlusconi ha dicho que su eventual condena no supondrá la caída del Ejecutivo de Letta, aunque los parlamentarios de su partido han señalado lo contrario.