México está preparado para la reelección de legisladores: Cordero

El presidente del Senado, Ernesto Cordero Arroyo, consideró que en México no puede haber reformas económicas o sociales si antes no hay un andamiaje democrático que permita avanzar de manera institucional y republicana en su aparato político.

Al inaugurar el seminario internacional Situación Actual y Perspectivas de los Centros de Investigación Parlamentarios, dijo que México está preparado para la reelección de legisladores, con lo que se fortalecerá al Congreso y la democracia.

Cordero Arroyo destacó que concretar una reforma política que considere la reelección legislativa traería varios beneficios, entre ellos que los legisladores tendrían el único incentivo de atender a la gente que votó por ellos, y favorecería la rendición de cuentas.

"No hay mejor mecanismo de rendición de cuentas que regresar con los electores, verlos a la cara e informarles qué se hizo, porque en México ese ejercicio no existe", expuso.

La reelección de senadores y diputados, insistió, "contribuiría a la profesionalización de los cuerpos legislativos y no que estemos improvisando cada tres o seis años. Además, nos ahorraría los costos de aprendizaje y permitiría la continuidad del trabajo legislativo".

El senador panista recordó que la reelección de legisladores estaba contemplada en la Constitución de 1917, pero en un momento del presidencialismo autoritario se quitó la posibilidad a México de tener legisladores profesionales y bien preparados.

Para contar con un Congreso profesional es preciso tener un instituto de investigación legislativa que ayude a que la negociación política "sea más tersa al poner las cosas desde el punto de vista técnico y objetivo, despolitizarlo y quitarle sesgos de ideología", argumentó.

En el mismo acto, el senador Miguel Barbosa Huerta, presidente del Instituto Belisario Domínguez, consideró que es el momento de la consolidación definitiva de dicho instituto.

Para ello, expuso, "resulta necesario el fortalecimiento de sus áreas de investigación, que se ordenen y sistematicen sus labores en planes y programas con objetivos y metas de trabajo a la labor legislativa".

"Nuestro Instituto está en un proceso de rediseño, que tiene como meta convertirlo en uno de los mejores centros de investigación legislativa de México y América Latina, que apoye el trabajo de los senadores y sea vínculo del Senado con el mundo académico", expuso.

En ese contexto, Barbosa Huerta consideró que un legislador debe tener la sensibilidad para reconocer que no es especialista en todos los temas y que para tomar las mejores decisiones necesitan información objetiva, veraz y oportuna.

"El Senado requiere un órgano especializado que sea capaz de proporcionar estudios sobre temas estratégicos y sobre asuntos de temas de interés de la agenda legislativa en cada periodo", insistió.

Como una tarea futura, dijo, existe un acuerdo para integrar a las filas del instituto, por medio de concurso, a investigadores de alto prestigio, así como establecer alianzas y convenios de colaboración con las principales instituciones académicas nacionales e internacionales.