Crecen 19.7% ganancias de la banca en primer semestre

A junio de 2013, la banca en México logró mantener su rentabilidad, aunque a un menor ritmo de crecimiento al registrado en el primer semestre de 2012.

De enero a junio de este año, las ganancias de la banca registraron un incremento de 19.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2012, al pasar de 43 mil 532 millones de pesos a 52 mil 119 millones.

Si bien estas cifras son superiores a las reportadas en el primer semestre de 2011 al mismo lapso de 2012, al pasar de 35 mil 49 millones de pesos a 43 mil 532 millones, el crecimiento observado en las ganancias fue de 24.2 por ciento en el periodo.

No obstante, los 52 mil 119 millones de pesos obtenidos a junio de este año equivalen al 60 por ciento de las ganancias totales alcanzadas al cierre del 2012, que ascendieron a 87 mil 126 millones.

De acuerdo con las estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), BBVA Bancomer fue el que reportó el mayor monto de ganancias a junio, con 19 mil 165 millones de pesos, seguido de Santander con ocho mil 814 millones, Banamex con siete mil 721 millones y Banorte con cinco mil 849 millones de pesos.

El organismo regulador y supervisor informa también que el margen financiero de la banca -donde se registra la actividad de prestar y captar- fue de 145 mil millones de pesos, 9.3 por ciento superior al reportado en el periodo de comparación de 2012.

Refiere que este incremento en el margen es resultado principalmente de un mayor nivel de ingresos por intereses en cartera de consumo, con un monto de 72 mil millones de pesos, los cuales se comparan favorablemente con los 62 mil millones del año anterior.

También se observó una mejora en los resultados por intermediación u operaciones en los mercados, que en la primera mitad de este año sumó 17 mil millones de pesos, lo que significó un incremento de 136.3 por ciento respeto a los siete mil millones previos.

Así como el aumento de 30.8 por ciento en otros ingresos netos (que incluye otros ingresos, impuestos netos y participación de subsidiarias), los cuales pasaron de 17 mil millones de pesos a 22 mil millones.

Estos resultados permitieron a la banca hacer frente al aumento de 44.3 por ciento en su creación de estimaciones preventivas para riesgos crediticios, que en el periodo de comparación pasaron de 30 mil millones de pesos a 43 mil millones.