Reto de países latinos, superar impacto de crisis global: diputada

Los países de América latina y el Caribe tienen el reto de afrontar y superar el actual impacto de la crisis económica global, así como atender la problemática del alto grado de desigualdad en la distribución del ingreso o riqueza en el continente, señaló la legisladora Socorro Ceseñas Chapa.

La secretaria de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados dijo que otra de las problemáticas que deben afrontar las naciones de la región es impulsar el desarrollo mediante una política económica de crecimiento con inclusión, equidad y justicia social.

Estos objetivos, consideró, sólo se logran con la voluntad de construir la unión de los pueblos latinoamericanos, profundizar el proceso de integración de sus Estados y la configuración de una nueva arquitectura económica-financiera regional.

Detalló que ésta debe tener dos pilares fundamentales, que son el fortalecimiento del Estado y el incremento del conocimiento al servicio de la población.

Dio a conocer los resultados de los trabajos del Parlamento de América Latina y el Caribe (Parlatino) que se llevó a cabo en Caracas, Venezuela, donde el acuerdo principal fue combatir las exclusiones e inequidades sociales, así como la reducción al máximo del tercio de la población que vive en pobreza en América Latina.

Indicó que durante su participación como relatora de la Comisión de Asuntos Económicos, Deuda Social y Desarrollo Regional del Parlatino, destacó que América Latina y el Caribe tienen el reto de "afrontar y superar el impacto actual de la crisis económica global.

Así como el desafío de atender la problemática del alto grado de desigualdad en la distribución del ingreso o riqueza en el continente y el desarrollo de una política económica de crecimiento con inclusión, equidad y justicia social.

Ante ello, dijo, el Parlatino impulsará en América Latina y el Caribe la edificación de una nueva arquitectura económica-financiera regional, a partir del desarrollo de nuevas estructuras económicas y financieras en América Latina y Caribeña que evidencian escaso desarrollo y poca profundidad en los mercados financieros.

También, abundó, depositar los ahorros internos y externos de la región en estas nuevas instituciones para colocarlo con préstamos, con tasas de interés bajos y mejores condiciones financieras, así como, destinar recursos para el desarrollo de la infraestructura e inversión social.

Adelantó que se buscará una nueva arquitectura financiera regional, orientada a fortalecer la autonomía de las economías regionales y a beneficiar el aparato productivo que priorice las necesidades básicas de los pueblos de la región.

La legisladora perredista informó que en el Parlatino se destacó que la realidad económica actual de América Latina y el Caribe refleja una alta concentración del comercio por el lado de las exportaciones de productos primarios y de las importaciones de bienes industriales.

En tanto que, las estructuras económicas en la región, principalmente compiten entre sí, antes que complementarse, por lo que se limitan los procesos de convergencia, perfeccionamiento y fortalecimiento de la integración económica productiva regional.

Por ello, dijo, el Parlatino consideró necesario potenciar geopolíticamente a América Latina y el Caribe, la unión e integración con sus desafíos políticos, económicos, sociales, financieros para promover mayores espacios en el mercado mundial de bienes y acceso a la investigación e innovación científica y tecnológica.

Todo ello, subrayó, es la única posibilidad de conformar el nuevo bloque de la civilización humana ante el neoliberalismo.