Anuncian elecciones generales en Túnez para el 17 de diciembre

El gobierno de Túnez anunció hoy la celebración de elecciones generales para el próximo 17 de diciembre, en medio de la crisis política provocada por el asesinato de un líder opositor y la muerte de ocho soldados a manos de extremistas.

El primer ministro tunecino, Ali Laridi, negó que su gobierno vaya a dimitir, pero fijó para esa fecha los comicios.

"Este gobierno seguirá desempeñando sus funciones, no nos aferramos al poder, pero tenemos un deber y una responsabilidad que vamos a ejercer hasta el final", dijo.

Explicó que el 17 de diciembre es muy simbólico, porque es el día en 2010 cuando el vendedor ambulante Mohamed Bouazizi se prendió fuego, dando inicio a la revolución tunecina, la primera de la Primavera Árabe.

En una comparecencia a la prensa tras el asesinato del diputado opositor Mohamed Brahmi, hace cinco días, Laridi aseguró que la nueva Constitución estará finalizada antes de septiembre y que la ley electoral estará lista el 23 de octubre.

Laridi aseguró que su gobierno está abierto al diálogo para mejorar su eficacia, al considerar que es la única manera de encontrar soluciones a los problemas actuales.

La muerte de Brahmi desató una ola de protestas encabezada por los principales partidos de la oposición, que piden la dimisión de Laridi e incluso la disolución del Parlamento.

El gobierno culpó del asesinato a extremistas islámicos, mientras el presidente de Túnez, Monsef Marzuki, lamentó que esa "tragedia" haya dividido el país en vez de unirlo.

El anuncio sobre la fecha de las elecciones coincide con el primero de los tres días de luto que vive Túnez por la muerte de ocho soldados en una emboscada perpetrada la víspera por supuestos terroristas en la zona del monte Chaambi, cerca de la frontera con Argelia.

Marzuki, así como el partido islámico Ennahda condenaron la muerte de los ocho militares e hicieron un llamado en favor de la unidad nacional, informó la agencia tunecina TAP.

En un discurso a la nación pronunciado anoche, Marzuki subrayó que "el aumento de las divisiones, la confusión, el caos y el estancamiento de las instituciones sólo favorece a los objetivos de los terroristas".