Impulsan sindicatos creación de nueva central obrera

Tan sólo nueve por ciento de la Población Económicamente Activa del país conserva derechos laborales fundamentales, afirmaron líderes gremiales que impulsan la creación una nueva central obrera.

En entrevistas por separado, líderes obreros afirmaron que derechos como el empleo de base, seguridad social, pensión por vejez o por enfermedad o accidente de trabajo, a una vivienda digna, reparto de utilidades, pago de día de descanso y vacaciones, entre otros, son cada vez menos frecuente que los tengan trabajadores mexicanos.

"En México es urgente construir una nueva central de trabajadores, grande en número y fuerte en sus principios y organización, que no solamente represente a los trabajadores sino los conduzca a rescatar sus derechos humanos laborales perdidos en los últimos 30 años", indicó Gerardo Cruz, miembro de la junta organizadora.

El también secretario de Relaciones Exteriores de la Sección nueve del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) destacó que las centrales obreras que existen prácticamente están anuladas como defensoras de los derechos de los trabajadores, debido a que sus líderes han preferido aliarse con los gobiernos en turno.

Gerardo Cruz recordó que la semana pasada los promotores de la nueva central obrera informaron a la opinión pública sobre la intención de construir una nueva organización y confió que para diciembre de 2013 ya este lista.

A su vez, Martín Esparza, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), comentó que los días 19 y 20 de julio se llevó a cabo un seminario fundacional en Oaxtepec, Morelos, al cual acudieron todos los promotores.

Refirió que asistieron representantes del Sindicato de Trabajadores del Transporte del Distrito Federal, de la Alianza de Tranviarios de México, del Sindicato de Honda de México, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, sobre todo las secciones nueve del Distrito Federal, 14 de Guerrero, 22 de Oaxaca y 18 de Michoacán.

Asimismo de la Central Unitaria de Trabajadores, del Sindicato Independiente de la Universidad Autónoma de México, la Confederación de Jubilados y Pensionados y Adultos Mayores, del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical y del Sindicato Mexicano de Electricistas.

A su vez, Benito Bahena Lome, líder de los Tranviarios, consideró que es necesario un organismo que aglutine a los trabajadores para contrarrestar las políticas antilaborales de los últimos gobiernos.

Citó como ejemplo, "la implementación de las reformas laboral, educativa, hacendaria y energética, con las que se perjudicará directa e indirectamente a los asalariados de México, con la eliminación de empleos de base, de fuentes de trabajo con prestaciones y se cobrarán más impuestos".

En tanto, José Luis Contreras, de la Central Unitaria de Trabajadores, dijo que la tarea es organizar a los trabajadores que tuvieron que emigrar al extranjero o a otras entidades como agricultores o que se convirtieron en subempleados en el comercio ambulante.

Asimismo se debe abarcar a quienes se ocuparon en las empresas contratistas, en donde son subcontratados sin ningún derecho laboral, concluyó.