Piden a Piñera responder sobre eventual indulto a represores

El presidente del Movimiento del Socialismo Allendista, Esteban Silva, demandó hoy una respuesta del mandatario Sebastián Piñera en torno a un eventual indulto a violadores de los derechos humanos, en marzo de 2014.

Silva dijo que "fuentes confiables de alto nivel" revelaron lo que definió como "un acuerdo convenido de indulto, que se pretende establecer el último día hábil del gobierno por parte del presidente de la República".

Piñera concluye su mandato de cuatro años el martes 11 de marzo de 2014, cuando deberá entregar el poder a quien resulte electo en los comicios del 17 de noviembre próximo.

El indulto a los condenados por violaciones a los derechos humanos sería parte de una maniobra política que incluiría a "algunas personas que no están en esa condición, que habrían participado en delitos o incidentes menores", de manera de encubrir su indulto.

"Esta es una información que tenemos de fuentes muy importantes y directas", aseguró Silva, quien, sin embargo, las mantuvo en el anonimato.

El también candidato a senador por el Partido Progresista aseguró que "existe un conjunto de antecedentes de contexto político y hechos fácticos muy concretos que permiten pensar y evaluar estos antecedentes, de que tiene plena fiabilidad".

Entre esos antecedentes está que "el propio Piñera siendo candidato, en el 2009, en reunión con más de 600 militares en retiro, se comprometió a darle una salida al tema de los militares violadores de derechos humanos condenados y procesados",

En segundo lugar, dijo Silva, hubo conversaciones reservadas del excandidato presidencial de la gobernante Unión Demócrata Independiente (UDI), Pablo Longueira, con militares en retiro.

Coincidentemente, agregó, el diputado de la UDI, Jorge Ulloa, presentó un proyecto de ley que consagraba la impunidad y la amnistía, pero que no tuvo el apoyo necesario.

Silva indicó que a ello se agregan las declaraciones del comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, quién pidió "una mirada humanitaria" respecto de los militares presos por violación de derechos humanos.

"En ese marco la información de que disponemos cobra una alta importancia y sentido, porque nos señala que habría un acuerdo y de perpetrarse un indulto de esta naturaleza, sería extremadamente grave, porque es inmoral en todo sentido", refirió.

El político chileno subrayó: "Estamos absolutamente disponibles a entregar los antecedentes, resguardando la seguridad de las personas que nos lo han hecho llegar".