Afectó ausencia de México en la final, pero la Copa Oro crece: Sanz

La ausencia de México en la final de la Copa Oro 2013 afectó porque siempre es uno de los favoritos, aunque el duelo Estados Unidos-Panamá registró una muy buena asistencia con buenos ratings y eso significa que la copa crece, dijo Enrique Sanz, secretario general de la Concacaf.

"A nivel de favoritos claro -que afecta- la gente siempre está esperando la final Estados Unidos-México pero en este caso tuvimos una muy buena asistencia de 57 mil personas -en el Soldier Field de Chicago- con buenos ratings de televisión", señaló Sanz a Notimex.

Al hacer un balance del certamen de la zona, el directivo señaló que fue un torneo "muy positivo", pues se registró una asistencia total de 470 mil espectadores en los juegos y tres partidos en Fox Network, en televisión abierta en inglés.

"Si la asistencia se compara con la del 2011 bajó un poco, pero comparada con la del 2009, que es como se mide, sobrepasó con mucho", manifestó.

Estimó que el cambio en la regulación, mediante la cual la Copa Oro otorga ahora medio boleto a la Copa Confederaciones, y el hecho de que los países no enviaron a sus primeros equipos pudo haber afectado las entradas.

"Yo creo que eso en el futuro se va a equilibrar un poco y mejorará la asistencia a los estadios de las dos copas (Oro y Confederaciones)", apuntó.

Sanz se mostró satisfecho con el desempeño del arbitraje en el transcurso del certamen, sobre todo en las semifinales y final, aunque dijo que "falta mucho para hacer".

En ese sentido, señaló en octubre próximo se realizará en la ciudad de México un simposio internacional de arbitraje, y también dijo que la Concacaf estudia una petición de los medios de comunicación para reunirse con los árbitros para explicar las nuevas regulaciones.

Al cumplir un año en el cargo, Sanz afirmó que siguen trabajando para crear una sólida plataforma de desarrollo sostenible en la región, adoptando medidas para estimular y alcanzar un mayor nivel de excelencia.

"Me siento satisfecho con lo que se ha hecho el primer año para solidificar una gestión administrativa que nos llevó a tener una Copa de Oro exitosa, pero el reto es muy grande porque hay mucho por hacer para tener mejores prácticas para competir en la región", expresó.