Anuncia guerrilla colombiana que liberará a exmilitar de EUA

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron hoy aquí su disposición de liberar al exmilitar estadunidense Kevin Scott, secuestrado en junio pasado en el departamento colombiano de Guaviare.

Pero la guerrilla, que había prometido poner fin a los secuestros de personas, dijo este martes que espera por la comisión sugerida para la liberación del exmarine Scott y descartó que tenga interés en dilatar la entrega.

Ricardo Téllez, miembro de la delegación de paz insurgente, comentó que la guerrilla propuso una comisión de altas personalidades, entre ellas la exsenadora Piedad Córdoba, rechazada por el presidente Juan Manuel Santos.

En declaraciones a la prensa, en el capitalino Palacio de Convenciones, Téllez dijo que las FARC están atentas a que se facilite la presencia de la comisión, que según Santos sólo debe estar integrada por la Cruz Roja.

Santos condenó el secuestro como una "violación flagrante" de los compromisos anunciados por las FARC tras iniciar los diálogos de paz en La Habana en noviembre pasado con Noruega y Cuba como países garantes.

Pero según las FARC, Scott es un "mercenario" que estaba en un "área de guerra" con pertenencias que incluían "cámara secreta en el reloj", "posicionadores geos", un "uniforme militar en el maletín" y material "de supervivencia".

Los negociadores del grupo irregular armado y el gobierno iniciaron este día la tercera jornada del 12 ciclo de pláticas para poner fin al conflicto armado en ese país, y cuyo tema actual es la participación política de la guerrilla desarmada.

El nuevo ciclo inició el domingo y el lunes las FARC divulgaron un comunicado en el cual abogaron por garantías de seguridad individual y colectiva para los partidos y movimientos políticos y sociales de oposición en esa nación sudamericana.

Los rebeldes, en desafío a una demanda del gobierno de no hacer política durante las pláticas, exigieron garantías plenas para el ejercicio de la oposición política y social y del derecho a ser gobierno, así como acceso a los medios de comunicación.

Téllez dijo que las FARC "quieren detener la guerra", pero el gobierno obliga a mantener la confrontación e insistió en la propuesta de un cese bilateral del fuego, una tregua bilateral, pero el poder Ejecutivo no la ha aceptado.

El jefe negociador gubernamental, Humberto de La Calle, insistió por su parte en que no habrá cese al fuego como demandan las FARC y advirtió que no se llegará a un acuerdo hasta que los alzados ofrezcan garantías de que dejarán la violencia armada.

En Bogotá, el vicepresidente Angelino Garzón pidió este lunes a las FARC que dejen de "dispararle a la paz" y aseguró que el gobierno trabaja para lograr, antes de finalizar el presente año, un acuerdo de paz tanto con las FARC como con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).