Opina Iván Bautista que México quedó a deber en Mundial de Barcelona

A pesar de que el equipo mexicano de clavados regresó con tres medallas del Campeonato Mundial de Natación Barcelona 2013, para el entrenador Iván Bautista el representativo nacional quedó a deber una mejor actuación.

En entrevista, luego de una larguísima travesía que duró casi 14 horas, el entrenador jalisciense señaló que fueron detalles los que impidieron que se tuviera una mejor cosecha de medallas, "no sólo en la cantidad sino en el metal que los muchachos hubieran conseguido".

Recordó que en la prueba de clavados sincronizados en plataforma de 10 metros, "un detalle es el que los deja fuera de la lucha por la medalla de oro y los manda al cuarto sitio, pero bueno, así es la competencia y esto es una experiencia más para seguir trabajando".

Al hacer un balance de la actuación del equipo nacional en Barcelona, Bautista resaltó que "se regresa con buenos resultados", e incluso se dio el lujo de bromear al señalar que "parecíamos hotel por todos los cuartos sitios que logramos, pero es un indicador de que estamos ahí luchando para subir al podio".

Por otra parte, recalcó que fue un gran orgullo haber logrado que Germán Sánchez e Iván García clasificaran a la final de la plataforma y que hubieran terminado en el cuarto y quinto sitio "y esto me motiva para los próximos años y muy en especial para los Juegos Olímpicos de Río 2006 donde confío pelearemos por las medallas".

Fue muy claro al señalar que no se cumplió con el objetivo trazado en sincronizados varonil de 10 metros, donde la dupla de Sánchez y García quedó fuera del podio, "pues creo que tenemos la obligación de siempre buscar la presea, pero aprendemos de esta experiencia".

Comentó que para él la "sorpresa" del equipo sería Kevin Chávez, ganador del bronce en trampolín de un metro, "y ahora tengo la obligación de llevarlo a colocarse entre los mejores del mundo, ya que es un deportista con un gran talento y lo vamos a proyectar para la prueba de tres metros, que es la prueba olímpica".

Por otra parte, resaltó que "fuimos los mexicanos los que obligamos a los chinos a tener que buscar el incrementar el grado de dificultad de sus clavados, pero no vamos a dejar que se vayan solitos, ya que vamos a procurar que nuestros muchachos también incrementen el grado de dificultad de su tabla de clavados".

Aunque el grado de dificultad de 4.1 de algunos saltos parece una locura, "los entrenadores en la actualidad tenemos en mente explotar ese potencial humano que se tiene y espero al 2015 hacer que Germán Sánchez, Iván García y Kevin Chávez se encuentren en su nivel más alto".

Finalmente, el entrenador nacional resaltó que a su manera de ver México se ha convertido en un pionero, en especial en la plataforma de 10 metros, en buscar clavadistas que sean esbeltos, de músculo delgado y rápido, que puede dar muchas vueltas, "y ahora no sólo en México sino en otros países se pretende contar con clavadistas de estas características físicas".