Pide pequeño comercio ayuda ante ajustes en tarifas de luz

El presidente de la Cámara de Comercio en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, Gerardo López Becerra, señaló que al menos 60 por ciento de los establecimientos micro y pequeños de la capital mexicana reporta ajustes en recibos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El dirigente pidió por ello la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), porque esa situación ha implicado, según informó, el cierre de pequeños comercios, los cuales destinan más de 50 por ciento de sus ingresos al pago del servicio de luz.

"Los casos más comunes en este momento, donde incluso ya se registraron cierres, son las paleterías. Imagina una paletería que tiene que trabajar fundamentalmente con la luz con ingresos mensuales de entre 14 mil y 15 mil pesos y que por pago de luz destina ocho mil o nueve mil pesos", argumentó.

El líder de los comerciantes en pequeño pidió a las autoridades proteger a estos comerciantes que, debido a esa situación, han cerrado sus puertas en algunos casos.

En días pasados, la CFE se comprometió a colocar en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal una ventanilla de atención al público, para solucionar las quejas de los capitalinos en relación con el cobro y el servicio eléctrico.

López Becerra dijo: "Nosotros queremos sentir la actuación de la Profeco a nuestro favor en el caso de la luz, y también en el caso de inmovilización de productos pirata que se venden en las calles porque afectan a un gran sector de la población".

Sobre el segundo punto, dijo que la Procuraduría podría argumentar que legalmente está imposibilitada para actuar, debido a que los comercios ambulantes no tienen un domicilio fijo, pero hay finalmente una actividad comercial y una afectación al consumidor.

"Entonces, volvamos al principio de la Profeco; si hay una afectación al consumidor, aunque sean comerciantes ambulantes, ahí tiene que estar presente y si legalmente no tiene la facultad, entonces habría que dársela", porque ante estos fenómenos hay que adaptarse, señaló.

En su opinión, estos son los grandes temas que hay que atender y que están quedando pendientes, y no concentrarse en las sanciones a las grandes empresas que resultan en acciones espectaculares.