Impacta crisis de vivienda resultado de Santander en México

El Banco Santander en México realizó dotaciones por insolvencias de 326 millones de euros en el primer semestre del año, debido principalmente al impacto de las sociedades desarrolladoras de vivienda.

El Grupo Santander presentó este martes los resultados de su segundo trimestre de 2013, y evaluó las operaciones de los primeros seis meses, en los que la filial mexicana reportó 441 millones de euros, un 24 por ciento menos que el primer semestre de 2012.

El director financiero del Banco Santander, José Antonio Álvarez, reconoció que esa dotación de insolvencias impacta el resultado, "que no fue del todo mal" en el contexto de esas provisiones, pero "se espera sigan esa tendencia de generación de resultados".

Refirió que eso se refleja en que de enero a junio pasado el margen bruto fue de mil 575 millones de euros, un 14 por ciento más que el primer semestre de 2012.

A pesar de la caída respecto del primer semestre de 2012, el beneficio atribuido de México fue en el primer semestre de 2013 un 12 por ciento del total del grupo, que ascendió a dos mil 255 millones de euros.

Explicó que el semestre transcurrió en México en un escenario de menor actividad por el menor gasto público derivado al cambio de gobierno, lo que además se refleja en una "desaceleración" de crédito en el sector, aunque el Banco Santander mantuvo crecimientos en varios segmentos.

Álvarez recalcó que en crédito se creció en general un seis por ciento, en segmentos como pequeñas y medianas empresas aumentó un 8.0 por ciento, tarjetas el 15 por ciento e hipotecas 14 por ciento.