Nicolás Maduro y Rafael Correa acuerdan reunirse cada cuatro meses

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Ecuador, Rafael Correa, acordaron hoy reunirse cada cuatro meses para evaluar y fortalecer la cooperación bilateral, con énfasis en las áreas económicas, sociales y energéticas.

"Hemos decidido retomar las reuniones cada cuatro meses, a nivel presidencial, y mantener la comunicación de nuestros equipos en todas las áreas de cooperación", indicó Maduro al término de una reunión de más de seis horas con Correa, en el Palacio de Miraflores.

Maduro, en un mensaje transmitido por la estatal Venezolana de Televisión (VTV), destacó que él y Correa, "hemos ratificado cada uno de los proyectos de cooperación".

A su vez, Correa expresó que durante su visita a Caracas, "me he sentido como en casa, somos una sola patria", y precisó que ambos gobiernos avanzarán con paso firme y sin pausa, en aras de alcanzar la superación de la pobreza y el subdesarrollo de los pueblos.

El jefe del Estado venezolano recalcó que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), "logra articular un bloque integral de vanguardia para la nueva independencia".

Agregó que las delegaciones de ambos países sostendrán una agenda de vanguardia integral a la Cumbre de Movimientos Sociales del ALBA, que desde este lunes se realiza en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.

Maduro precisó que desde el punto de vista social, se pretende mantener los planes educativos, de alfabetización, y el lanzamiento del Banco del ALBA".

El mandatario venezolano recalcó su intención de impulsar una gran zona económica entre el ALBA, el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la alianza energética regional PETROCARIBE.

Correa destacó que el sucre, moneda virtual regional que utilizan para el intercambio algunos países de Latinoamérica, ha sido un éxito, porque ha multiplicado cuatro o cinco veces el nivel de intercambio.

Aseguró que el sucre, más que una moneda, es "un sistema de compensaciones para minimizar el uso de la moneda extranjera" en la comercialización de productos latinoamericanos.

Correa explicó que las operaciones a través del sucre harán a los países del Alba más independientes de la moneda extranjera que utilizan para realizar sus operaciones comerciales, ya que "es absurdo utilizar para nuestros intercambios una moneda extrarregional".