Ofrece Susana Harp concierto a beneficio de la Fundación UNAM

Con sones jarochos y huastecos, chilenas costeñas, pirekuas y baladas románticas, Susana Harp (1968) conquistó a decenas de personas reunidas en el Palacio de Minería, donde ofreció anoche un recital a beneficio de los programas de becas de la Fundación UNAM.

Entrevistada por Notimex previo al concierto, la cantante oaxaqueña lamentó la toma de las instalaciones de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y expresó su confianza en que pronto se resuelva la situación.

"Hay muchas peticiones justas de comunidades indígenas y que yo me uno, pero en este caso yo no creo que nadie les crea. Es lamentable lo que ocurre y confió en que de manera pronta se solucione el problema", expuso la intérprete, cuyo repertorio incluye sones tradicionales en diversas lenguas y temas de compositores mexicanos donde fusiona lo tradicional con lo moderno.

Acompañada de un espectáculo de audiovisuales, en el que se mostraron algunas de las bellezas naturales y culturales de México, Harp presentó su última producción titulada "Aguadiosa", un material con títulos cantados en huichol, tzotzil y purépecha, además del español.

El sencillo, que reúne un total de 13 temas, es un intento por contextualizar a México como el quinto de los 17 países más diversos del planeta.

Durante el espectáculo, organizado por el programa de actividades Susede en el Centro, arte y cultura con causa, la solista mexicana estuvo rodeada de seis músicos y del decimista José Samuel Aguilera, quien interpretó canciones en español y en tres lenguas originarias: huichol, tzotzil y purépecha, sobre la flora y fauna de distintas regiones del país.

Lo anterior, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad en torno a la importancia de preservar los recursos naturales y a difundir la belleza de los cantos tradicionales.

Por espacio de poco más de una hora, los asistentes disfrutaron de un concierto donde se fusionó lo tradicional con lo moderno, haciendo mezclas de danzón, música oaxaqueña, fandangos y sones jarochos.

De buen humor y siempre amable, ofreció una selección además de su repertorio, que a lo largo de su trayectoria artística la ha caracterizado, además de que engalanó no sólo con su voz, sino con temas que tienen que ver con su estado natal y con las circunstancias del país.

Es de mencionar que con lo recaudado en el concierto "Aguadiosa, sones y décimas por la vida", Harp, además de apoyar la educación universitaria -causa principal de Fundación UNAM-, contribuirá a reactivar la vida cultural en el Centro Histórico.