Afirman que presas mexiquenses se recuperan paulatinamente

El secretario de Agua y Obra Pública del estado, Manuel Ortiz García, afirmó que en los últimos 13 días las presas lograron paulatinamente una recuperación importante, y la única que sigue en estado crítico en el estado es la Villa Victoria.

Sin embargo, pronosticó que durante los meses de agosto, septiembre y octubre se almacenará el agua suficiente para enfrentar la época de estiaje del siguiente año.

En entrevista, dijo que es probable que en los meses siguientes las presas mexiquenses cuenten con las condiciones y alcancen los volúmenes suficientes para afrontar la temporada de calor.

Añadió que en el caso de Valle de Bravo, en estos días se elevó un metro la presa Alzate, por lo que negó que en este caso haya niveles críticos ya que se ubica en 55% de su capacidad de almacenamiento.

La presa del Bosque, en la parte limítrofe con Michoacán, era la más baja, con 22% de su capacidad y llegó hasta 49%; siendo la Villa Victoria "la más crítica de las tres", con 45% de la capacidad.

El funcionario estatal acotó que lo planes emergentes siempre están diseñados como cualquier otro protocolo, similar a cuando llegan las lluvias, "únicamente cuando se vayan dando las condiciones se realizan los ajustes necesarios".

Aclaró que por el momento no se encuentran condiciones que obliguen a restringir la extracción de líquido.

Indicó que la dependencia a su cargo trabaja también en coordinación con la Comisión de Agua en el estado, para lograr una nueva posibilidad de más agua superficial a través de la presa "Ignacio Ramírez" y el Lago de Guadalupe.

"Estamos en los últimos toques con los proyectos para que sean autorizados por la Conagua, y poder potabilizar agua para darle una buena ayudada a las presas mexiquenses", dijo.

En relación a las algas que contaminan la superficie de la presa en Valle de Bravo, recordó que la presencia de este organismo es permanente, pero su propagación depende de tener bajos niveles de agua y temperaturas elevadas.