Combate a la pobreza, con crecimiento económico: Videgaray

El crecimiento es la única respuesta contundente y permanente para disminuir la pobreza en México, por ello el compromiso del gobierno federal de mantener la estabilidad económica y de rediseñar programas para vincularlos a la productividad, sostuvo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

En rueda de prensa junto con la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, el funcionario dijo que los programas asistencialistas han sido insuficientes para abatir la pobreza y sólo la han contenido, por lo que habrán de rediseñarse sus principios y reglas para vincularlos a la productividad y que no sean sólo un paliativo.

En el acto realizado en Palacio Nacional, destacó la importancia de la aprobación de las reformas estructurales, pues con ellas la economía mexicana logrará crecer de manera sostenida al 5.0 por ciento o más en esta administración, y combatir la pobreza.

"Si los mexicanos tenemos la capacidad de llegar a acuerdos y nos atrevemos a hacer reformas de fondo en materia energética, financiera, fiscal, de competencia económica y otras reformas que están inscritas en el Pacto por México, habremos de lograr estos niveles de crecimiento sin duda en esta administración", argumentó.

Los funcionarios públicos se refirieron a los resultados presentados hoy por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que revelan que a nivel nacional el número de personas en pobreza fue de 53.3 millones en 2012 (45.5 por ciento) mientras que en 2010 fue 52.8 millones (46.1 por ciento).

Como parte de la presentación de los resultados de la medición de la pobreza, el organismo expuso que entre 2010 y 2012 el número de personas en pobreza extrema se redujo de 13 millones a 11.5 millones, es decir, de 11.3 a 9.8 por ciento.

Al respecto, Videgaray Caso opinó que esta información del Coneval es un instrumento útil para el rediseño y la mejora de la política pública en materia de combate a la pobreza, pues presentan avances alentadores en algunos aspectos, retos importantes y algunos retrocesos.

Aclaró que esta información no representa una evaluación sobre alguna administración o gestión de alguna dependencia en específico, sino que aporta información útil para mejorar los instrumentos de política pública.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) calificó como una cifra alentadora la disminución que presenta la población en pobreza extrema en el periodo de análisis, pero en general, la población en pobreza presenta un incremento.

"Esto quiere decir que en los últimos dos años, la pobreza en México como tal se incrementó a pesar, y esto hay que decirlo y valorarlo, de que la pobreza extrema ha mostrado una disminución", explicó.

Según las cifras del Coneval, refirió, en los últimos 20 años el porcentaje de mexicanos se ha mantenido esencialmente sin cambio, y actualmente representa 46 por ciento de la población.

Esto quiere decir que a pesar del éxito de los programas sociales de transferencias condicionadas establecidos por las tres últimas administraciones federales, como el de Oportunidades, "han sido más una herramienta de política pública de contención de la pobreza que de combate efectivo hacia la misma", explicó.

Por ello, insistió, el presidente Enrique Peña Nieto está convencido que el instrumento, el camino más eficaz, para combatir la pobreza es el crecimiento económico vigoroso y sostenido, mayor que el reportado en las últimas décadas.

Sostuvo que las crisis económicas y financieras abruptas, como las de 1995 y de 2008-2009, han tenido los efectos más graves y duraderos en la pobreza y en el bolsillo de los mexicanos, por ello el compromiso del gobierno federal de mantener la estabilidad de la economía mexicana.

"Si algo hemos aprendido en los últimos años es que no hay nada que genera más pobreza, y pobreza más duradera, que las crisis económicas", argumentó.

Subrayó que el gran reto de la economía es elevar el crecimiento potencial, lo que se logrará a través de la agenda reformas propuesta, y entonces sí se podrá abatir los niveles de pobreza.

Videgaray Caso consideró que lo que se puede aprender de las cifras del Coneval es que el enfoque exclusivamente asistencialista de la política social no es suficiente, aunque sin duda es valiosa.

Reiteró el compromiso del gobierno federal de mantener y preservar los programas sociales, pero para darles mayor efectividad "habremos de rediseñar sus principios y sus reglas para vincularlos con la productividad, y hacer de éstos un elemento que induzca productividad, crecimiento económico y no simplemente ser un paliativo".

Señaló que no hay que soslayar y ni dejar de apreciar que entre 2010 y 2012 disminuyó la pobreza extrema, lo que tiene que ver con el ejercicio de presupuesto en materia de desarrollo social, particularmente en programas como Oportunidades o el Seguro Popular.

El titular de la SHCP afirmó que estos instrumentos de política pública han mostrado ser valiosos y por ello el compromiso del presidente Peña Nieto es seguir apoyándolos en beneficio de los que menos tienen.

Sin embargo, precisó, también hay que reconocer que la simple existencia de presupuestos para el combate a la pobreza de corte asistencialista no han sido suficientes para abatir de manera significativa y permanente la pobreza en el país.

"La única respuesta contundente y permanente para disminuir la pobreza en México es el crecimiento económico, y a ello ha centrado todas sus prioridades, todas sus decisiones el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto", agregó.