Afronta capital chilena crisis sanitaria por paro de "basureros"

La capital chilena afronta desde hoy una crisis sanitaria con motivo del paro de actividades que iniciaron los trabajadores recolectores de basura, en demanda de mejoras de sus remuneraciones.

Los huelguistas iniciaron la medida de fuerza y amenazaron incluso con marchar hasta el presidencial Palacio de La Moneda y con tirar la basura a las calles, en caso de que las autoridades no atiendan sus exigencias de reajuste salarial.

"Tenemos camiones cargados con 12 mil kilos cada uno (de basura) y podemos usar medidas extremas", advirtió el presidente de la Federación de Trabajadores de Empresas de Aseo, Jardines y Rellenos Sanitarios, Armando Soto.

Explicó que los dirigentes sindicales demandan la instalación de una mesa de trabajo con las empresas, los municipios y el gobierno, para analizar las demandas de su sector.

En Chile, los trabajadores que participan en el paro son 34 mil, el 72 por ciento de los empleados del rubro, 18 mil de los cuales corresponden a los que laboran en la Región Metropolitana, donde se ubica Santiago.

Junto con paralizar sus labores de recolección, los trabajadores mantienen bloqueados con sus camiones los accesos de tres rellenos sanitarios (lugares de acopio de basura) de la Región Metropolitana.

Estimaciones de los servicios sanitarios indican que por efecto de la huelga, sólo en la Región Metropolitana se acumularán 12 mil toneladas de basura.

Los trabajadores exigen sueldos de 700 mil pesos (mil 400 dólares) para los choferes, 450 mil pesos (900 dólares) para los auxiliares y 300 mil (600 dólares) para los barrenderos.