Inician en Italia investigación por accidente de autobús

La Procuraduría de Avellino abrió hoy una investigación por homicidio culposo múltiple por el accidente de un autobús que cayó de un puente tras haber chocado contra otros cuatro automóviles y dejó 38 muertos, entre ellos el chofer.

El incidente ocurrió la noche del domingo sobre la autopista A16 que va de Nápoles a Bari (sur del país) y provocó, además, al menos 10 heridos y una persona desaparecida.

Varios de los heridos se encuentran en estado graves, entre ellos tres niños. Los cuerpos extraídos de las láminas de metal fueron llevados al gimnasio de la localidad de Monteforte Irpino, para el reconocimiento por parte de los familiares.

El primer ministro Enrico Letta anuló una visita privada a la acrópolis de Atenas prevista para esta mañana, aunque decidió continuar su agenda de actividades oficiales en Grecia.

El grupo de turistas se dirigía al complejo termal Telese Terme, en la zona de Benevento. La excursión preveía una parada en Pietrelcina, para visitar los lugares de culto del santo Padre Pío.

El viaje fue organizado por Luciano Caiazzo, vendedor de embutidos de Pozzuoli (Nápoles), que a menudo organizaba salidas y que se cuenta entre las víctimas. Tenía 40 años de edad.

En tanto, las autoridades italianas indicaron que la investigación se centrará en las condiciones técnicas del autobús, situación de frenos y neumáticos, como también sobre la correcta señalización de las obras presentes en la zona.