Investigan relación arsénico-diabetes en Durango

Investigadores duranguenses pretenden demostrar que existe asociación entre los niveles de arsénico en el agua y la diabetes en la población.

En un estudio anterior realizado por Del Razo y Cols, se reportó dicha asociación en la población de Zimapán y de la Comarca Lagunera.

Encabezados por Edna Madaí Méndez Hernández, el equipo conformado por Alan Reséndiz Rivera, Fernando Vázquez Alanís, Irasema Antuna Salcido, Sergio Salas Pacheco, Olga Dania López Guzmán, Marcelo Barraza Salas y José Salas Pacheco, realizaron un estudio de casos y controles en el que se incluyeron prsonas de 35 a 75 años de edad y de ambos géneros.

Se integraron al estudio un total de 32 sujetos, 16 en el grupo de casos y 16 en el grupo de control. Del total, 26 fueron mujeres; 14 en el grupo de casos y 12 en el grupo de control.

Mencionan que la posibilidad de una asociación entre la exposición entre arsénico y la diabetes es de gran interés para la comunidad científica en virtud de que millones de personas alrededor del mundo están expuestas al contaminante por el agua de consumo.

Sin embargo, agregan que aunque existen diversos trabajos que evalúan y sugieren la asociación entre el arsénico y la diabetes a la fecha sigue habiendo cuestionamientos a los mismos, en virtud de posibles inconsistencias y limitaciones de los propios trabajos.

Los resultados que sugieren esta asociación se han realizado principalmente en regiones con una alta exposición al metal, por lo que la misma comunidad científica reconoce la necesidad de realizar más estudios principalmente enfocados a regiones de baja o moderada exposición.

En Durango, los trabajos que abordan la problemática de la contaminación por arsénico han sido enfocados principalmente a la región lagunera.

Edna Madaí Méndez Hernández asevera que existe información que revela que en regiones incluyendo la ciudad de Durango, el problema del arsénico, aunque no tan grave pero en menor proporción, está presente.

La diabetes es un problema de salud a nivel mundial, su prevalencia en México alcanza cifras de 7.5% en la población general, aunque en regiones específicas del país se ha llegado a reportar hasta 17%.

Con base en las estadísticas nacionales de mortalidad, si se consideran por separado las enfermedades cardiovasculares, la diabetes ha sido la causa principal de muerte entre las mujeres y los hombres a partir del año 2000.