Advierte policía egipcia contra intentos desestabilizadores

El Ministerio del Interior de Egipto aseguró hoy que responderá con firmeza a cualquier intento de desestabilizar el país, en una advertencia a los partidarios del derrocado presidente Mohamed Morsi que ocupan dos plazas de El Cairo.

"Aseguro al pueblo de Egipto que la policía está decidida a mantener la seguridad de la nación y que es capaz de hacerlo", dijo el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, en una ceremonia en la academia de policía, acompañado por el jefe del Ejército, Abdel Fattah el Sissi.

"Vamos a combatir con decisión cualquier intento de socavar la estabilidad", enfatizó Ibrahim, quien está a cargo de la policía, según la cadena Al Yazira.

El ministro del Interior destacó que los ciudadanos egipcios han autorizado a la Policía y a las Fuerzas Armadas a luchar contra los actos de violencia y terrorismo al seguir de forma multitudinaria la convocatoria de protestas hecha por el jefe del Ejército.

La advertencia se produce cuando las autoridades elevaron a 72 la cifra de muertos y en 792 los heridos en los enfrentamientos del fin de semana entre partidarios del depuesto presidente Morsi y las fuerzas de seguridad.

Los disturbios se produjeron tras la jornada de protestas del viernes pasado, cuando tomaron las calles miles de personas a favor y en contra del golpe militar que depuso a Morsi el pasado 3 de julio.

Ibrahim acusó a seguidores de Morsi de provocar un baño de sangre para ganar simpatía y advirtió que las autoridades pueden arremeter contra los dos principales campamentos de protesta, levantados por partidarios del derrocado mandatario.

Los dos campamentos -uno en el exterior de la mezquita de Rabá al-Adauiya (este de El Cairo) y otro en la plaza Nahda, cerca del campus de la universidad de la capital egipcia, constituyen un peligro para la sociedad. "Pronto nos ocuparemos de las dos sentadas", sentenció.

Pese a la advertencia, los partidarios de Morsi continúan acampados en la plaza de Rabá al-Adauiya y están dispuestos a mantenerse en las calles hasta que se reinstale el gobierno depuesto hace casi un mes.

Este domingo, la fiscalía general egipcia inició el interrogatorio a 72 personas que fueron detenidas durante las manifestaciones en respaldo de Morsi, en relación por los disturbios del viernes y el sábado en El Cairo.

Los detenidos están acusados de homicidio, intento de homicidio y tenencia de armas y explosivos, informaron fuentes judiciales.