En segundo extraordinario se abordarán reformas económicas: Beltrones

El segundo periodo extraordinario de sesiones será una discusión en el marco del pluralismo, para abordar reformas, principalmente económicas, que fortalezcan y garanticen el desarrollo de México, afirmó Manlio Fabio Beltrones, coordinador del PRI en la Cámara de Diputados.

En una reunión de evaluación con vicecoordinadores de bancada, precisó que a partir del segundo extraordinario que se prevé realizar en agosto próximo, se abordarán, entre otras, la reforma financiera, y se iniciará el análisis de las distintas propuestas de reforma energética, incluida la del Ejecutivo federal.

Beltrones Rivera detalló que dicha reforma energética se dará a conocer en los próximos días, con lo que se entrará a una intensa dinámica de trabajo legislativo que continuará en septiembre al empezar el periodo ordinario de sesiones, "del cual esperamos dar resultados concretos y progresivos".

"Será una discusión en el marco del pluralismo parlamentario y de cara a la nación, con argumentos sólidos y una visión de presente y de futuro, determinada por una exigencia de resultados en el plazo inmediato, porque tenemos prisa de atender con responsabilidad las necesidades de crecimiento, empleo y bienestar", indicó.

En un comunicado se informó que el legislador priista explicó que en este momento, debido a la baja expectativa de crecimiento para 2013, aumenta la urgencia de concretar reformas económicas previstas en la agenda legislativa de los próximos meses.

Destacó que los temas a analizar son las reformas financiera, energética y hacendaria y las normas secundarias correspondientes a la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y competencia económica.

Manlio Fabio Beltrones sostuvo que la incertidumbre en los mercados financieros globales y la disminución del crecimiento en las economías emergentes, incluido México, obligan a acelerar estas reformas necesarias para activar el mercado y el consumo internos.

Por ello, el líder parlamentario consideró que "en estas circunstancias, sería irresponsable imponer condiciones de procedimiento cuando las reformas económicas pueden transitar de la mano de una reforma política y la urgencia de atender el bienestar social y reducir la pobreza y la desigualdad es ampliamente compartida".