Llama sacerdote huichol a la paz en México y EUA

Luego de varios días de viaje desde su natal Jalisco, "Chintito", como es conocido el sacerdote huichol Jacinto Robles, arribó al puerto de Brownsville, Texas, al parque La Esperanza, frente al muro que marca la línea divisoria entre México y Estados Unidos.

La intención del indígena de más de 70 años de edad fue hacer un ritual huichol, para pedir paz y armonía entre las naciones y sus habitantes, para lo que utilizó como herramienta de trabajo alas de águila, con las cuales agradeció a la naturaleza y a la tierra por los alimentos a los seres humanos.

Con ropa típica de su región, el sacerdote huichol realizó el ritual en el parque La Esperanza, área que colinda con el muro que divide las ciudades fronterizas de Matamoros y Brownsville, donde llamó a las autoridades a que atiendan a las personas y pidió por la paz entre la humanidad.

Tras concluir la ceremonia huichol, el sacerdote mandó un mensaje de paz y armonía a la comunidad y refirió que es el séptimo viaje que realiza al puerto de Brownsville.

Detalló que este tipo de ceremonias y peticiones las ha realizado desde hace varios años en varios estados de Estados Unidos, como Florida, California y Texas.

Incluso, expuso su participación como delegado huichol en la conferencia de pueblos indígenas de Norteamérica que se realizó recientemente en la ciudad de San Francisco, California.

Con voz firme, el sacerdote huichol señaló que la violencia desatada en territorio nacional y estadunidense obedece a la falta de valores y oportunidades que tiene la población que habita estos países.

En tanto, el vicepresidente de Asuntos Internacionales de la Cámara de Comercio (Canaco) del puerto de Matamoros, Gerardo Acevedo Danache fue el encargado de presentar a Jacinto Robles frente a diversos grupos etarios que presenciaron el ritual.

Acevedo Danache refirió que los más de 50 mil huicholes que forman parte de la cultura mexicana se concentran en los estados de Nayarit, Jalisco, Zacatecas y Durango.

"Los huicholes al igual que otros muchos grupos indígenas son un orgullo para nuestra nación ya que representan la grandeza de nuestro país, que radica en su gente, en sus raíces culturales e históricas", expuso.