Piden a ciudadanos evitar nadar en el río Bravo

La Dirección de Protección Civil alertó a la población para que evite introducirse a las aguas del río Bravo, drenes y canales de esta frontera, luego de que durante el presente año han fallecido 23 personas por inmersión, de las cuales dos eran del sexo femenino.

El coordinador de Protección Civil, Víctor López, informó que de enero a la fecha han fallecido 23 personas por inmersión, de las cuales 21 se ahogaron en las aguas del río Bravo y dos más en el canal Rodhe.

Refirió que las altas temperaturas que se registran en esta zona, entre otros factores, propician que las personas, tanto adultos como menores, se sumerjan en los diferentes cuerpos acuáticos de esta localidad, principalmente en el río Bravo.

El Departamento de Protección Civil pidió a la comunidad evitar introducirse a los canales, ríos y drenes, aunque sepan nadar, ya que todos estos cuerpos acuáticos representan un riesgo, principalmente para los menores de edad.

Refirió que durante el periodo vacacional de verano, algunas personas, incluso niños, buscan momentos de recreación, así como refrescarse de las altas temperaturas que en esta zona son de entre 38 y 40 grados centígrados, y se sumergen a las aguas del río Bravo y canales.

"Solicitamos a los padres de familia que estén al pendiente de sus hijos y vigilen en qué lugares se encuentran, ya que las altas temperaturas que se registran en esta localidad propician que muchos menores se introduzcan a los cuerpos acuáticos, sin medir los peligros que esto conlleva" dijo.

El funcionario municipal señaló que la cifra de personas ahogadas en el río Bravo podría ser mayor, ya que algunos migrantes mueren en su intento por ingresar a territorio estadunidense a través de esta vía y sus cuerpos son rescatados por autoridades de Estados Unidos.