Fármacos para sobrepeso, riesgo para hipertensión arterial pulmonar

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) se calcula que la padecen más de siete mil mexicanos y sólo unos cuantos han sido diagnosticados. El consumo sin control de algunos medicamentos para bajar de peso es uno de los factores que genera esa enfermedad.

Este mal consiste en el aumento de la presión en las arterias que comunican al corazón y los pulmones, y su desarrollo es multifactorial ya que variantes familiares (congénitas), enfermedades asociadas, la inmunodeficiencia y el consumo de algunos fármacos pueden hacer que se presente.

Se le conoce como una enfermedad idiopática porque no hay una causa particular identificada, y por ser poco conocida en algunos casos se le confunde con otros males como asma, ansiedad, angina de pecho y hasta con algunos padecimientos psiquiátricos.

En ese sentido, la jefa del Servicio de Neumología del Hospital Regional 1 Octubre, del ISSSTE, Guadalupe Espitia Hernández, destacó la necesidad de capacitar a los médicos y unificar criterios para el diagnóstico de la HAP.

En entrevista con Notimex, manifestó que los síntomas más comunes son: fatiga sin causa aparente, dolor de pecho especialmente asociado al ejercicio, desmayo, pérdida súbita y momentánea de la consciencia, edema (hinchazón) de piernas, incremento del perímetro abdominal por líquido y coloración azul de la piel.

La especialista del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) señaló que la hipertensión arterial pulmonar afecta principalmente a mujeres en edad productiva, y es catastrófica cuando se detecta en etapas tardías.

"La sobrevida en etapa muy avanzada, ya con insuficiencia cardiaca y sin tratamiento, es equivalente a la de los pacientes con cáncer de pulmón, que es de seis meses. Cuando lo detectamos antes, cuando el paciente se empieza a poner azul y ocasionalmente se hincha y se desmaya, sin tratamiento la expectativa de vida es de 2.8 años.

"Cuando se hace el diagnóstico oportuno a través de un cateterismo cardiaco e iniciamos terapia personalizada, porque cada paciente es distinto, podemos llevarlos a una sobrevida entre 15 y 17 años", indicó.

Espitia Hernández señaló que la principal causa por la que aparece este mal son las enfermedades o malformaciones congénitas, seguida de las asociadas como las cardiovasculares y por el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH).

Sin embargo, alertó que también hay un sector que padece esta enfermedad por haber consumido, sin control médico, fármacos que sirven para inhibir el apetito, principalmente los derivados de anfetaminas u otros cuyas sustancias que contienen realmente se desconocen.

"Los fármacos que se han identificado como causales de esta enfermada son principalmente los derivados de anfetamínicos, sin embargo hay muchas sustancias no recetadas propuestas para este fin (bajar de peso) y desconocemos las interacciones.

"Hay medicamentos con registro y conocidos, pero hay muchas sustancias que desconocemos que es lo que tienen y están relacionados con la aparición de hipertensión arterial pulmonar, por eso cualquier estrategia para bajar de peso debe ser bajo supervisión de un médico", subrayó.

La neumóloga comentó que ante los altos índices de obesidad que se reportan en México hay que estar alerta, porque mucha gente optará por productos para bajar de peso y los llamados "milagro" son los que representan el mayor riesgo para facilitar la presencia de HAP y otros males.

Explicó que ante cualquier síntoma que haga sospechar de que se puede tratar de esta enfermedad, las personas deben acudir a un neumólogo o cardiólogo, pues el diagnóstico y tratamiento se tiene que realizar por un equipo integral de médicos.