Urgen a atender hundimientos y fallas en oriente del DF

La diputada Aleida Alavez Ruiz urgió a los gobiernos federal, del Distrito Federal y de Iztapalapa a actuar de emergencia para prevenir y atender los hundimientos y las fallas del oriente de la capital, a fin de garantizar la vida e integridad física y patrimonial de quienes viven y trabajan ahí.

La vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados solicitó a la Secretaría de Gobernación expedir una Declaratoria de Emergencia para que se apliquen recursos del Fondo para la Atención de Emergencias y del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales.

Recordó que existen hundimientos, fallas y agrietamientos con efectos graves en edificios, casas, ductos de agua, pavimentos e infraestructura en general en al menos la mitad de Iztapalapa, donde habitan más de un millón 800 mil personas.

En particular detalló que hay afectaciones en las colonias Santa Martha Acatitla y Santa María Aztahuacán, así como las unidades habitacionales Fuentes de Zaragoza, Ermita Zaragoza, Ejército de Agua Prieta y Ejército de Oriente.

La mayor parte de colonias y comunidades de esta demarcación, agregó, están en terrenos ganados al lago, cuyos suelos son poco resistentes y presentan frecuentes agrietamientos y hundimientos diferenciales.

Estos fenómenos se agravan por la excesiva sustracción de agua del subsuelo que, aunada a las lluvias torrenciales, provocan inundaciones en ésta y otras delegaciones, como Cuauhtémoc, Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Tláhuac, Tlalpan, Xochimilco, Gustavo A. Madero, Milpa Alta y Miguel Hidalgo.

Alertó que en el Distrito Federal existen 550 zonas de alto, medio y bajo riesgo, pero entre las que destacan están las de Iztapalapa, donde habita 21 por ciento de la población capitalina y donde hay más de 200 fallas visibles que ponen en riesgo a 14 mil viviendas.

La diputada del Partido de la Revolución Democrática indicó que un ejemplo claro de esto es la Unidad Habitacional Fuentes de Zaragoza, situada en el noreste de la delegación y compuesta por mil 200 habitantes, cuyas moradas evidencian inclinación y fracturas.

La legisladora del PRD argumentó que los niveles de gobierno mencionados tienen facultades y recursos para intervenir en forma coordinada en estos casos, como lo establece el acuerdo del 23 de diciembre de 2010 publicado en el Diario Oficial de la Federación.

"Para solventar esta gran demanda social se necesita de manera oportuna y recurrente de factibilidad operativa y financiera para determinar las acciones administrativas en la dictaminación y ejecución técnico-operativa de hundimientos, socavones, grietas y fallas estructurales en estas zonas habitacionales", puntualizó.