Advierten que la inseguridad redujo el turismo hacia Venezuela

Con menos de un millón de visitantes este año, la recepción de turistas en Venezuela es escasa porque este país es considerado uno de los más violentos e inseguros del mundo, advirtió hoy el empresario turístico Rafael Sánchez.

"Anteriormente se recibían anualmente unos 10 millones de turistas, pero esta cifra ha mermado considerablemente", precisó a Notimex el presidente de la empresa Promociones Turísticas (Promotur).

Sánchez señaló que el sector creció porque tiene la capacidad de obtener créditos para su desarrollo a tasas beneficiosas, lo que permite desarrollar nuevos complejos e infraestructura, pero la recepción de turistas extranjeros este año no es la esperada.

"Venezuela no llega a un millón de turistas extranjeros al año cuando, por ejemplo, Nicaragua tiene dos millones y Cuba cuatro millones. En 2012 tuvimos 750 mil turistas, lo cual atribuimos al grave problema de inseguridad que vive el país", añadió.

Los pocos extranjeros que vienen a Venezuela, apuntó Sánchez, lo hacen con el objetivo de hacer negocios con el gobierno o como contratados de empresas chinas, cubanas e iraníes radicadas en el país, pero en ningún caso en plan vacacional.

Explicó que los venezolanos aun recuerdan las oleadas de ciudadanos estadunidenses que venían anualmente a Caracas a conocer la ciudad y de paso realizaban sus compras, "pero eso lamentablemente se terminó. Nunca más volvieron".

"Por otra parte, el turismo también decayó por la alta inflación que ha experimentado Venezuela. Nos preocupa lo costoso que es este país. Una habitación de hotel que en Colombia cuesta 100 dólares acá cuesta 280 por el diferencial cambiario", observó.

Se quejó porque, además, la nueva legislación sobre la reducción de la jornada laboral también perjudicó al sector turismo porque generó un incremento en los costos.

"La Ley Orgánica del Trabajo (LOT) nos afectó porque la mayoría de nuestros servicios son de 24 horas. Eso nos obliga no solo a incrementar las nóminas, sino también a disminuir la calidad del servicio porque no podemos trabajar a pérdida", consignó.

Sánchez afirmó que los empresarios están dispuestos a acercarse a quienes definen las políticas públicas para hacerles ver que se pueden generar divisas rápidamente a través del turismo, lo que en otros sectores es un poco más difícil de lograr.