Zanetti regresa al Lunario con espectáculo cómico musical

El músico, cantante y comediante, Andreas Zanetti, regreso al Lunario del Auditorio Nacional, para triunfar y ofrecer su espectáculo cómico musical fusión entre el monologo y el stand up, con el que arrancó la risa y las carcajadas del público.

Con un foro lleno, el comediante fue presentado por el conductor de televisión, René Franco, quien arrancó risas tibias con su pobre lenguaje de palabras altisonantes, para calentar el ambiente, como el mismo lo mencionó al salir al escenario.

Sin embargo Andreas Zanetti, borró por completo de la memoria del respetable la figura del conductor del programa de televisión "Es de noche y ya llegue", para dar rienda suelta a sus elocuencias y virtudes musicales, que atraparon a los comensales que abarrotaron el Lunario.

El humorista agradeció al público su presencia en el foro del Auditorio Nacional, al recordar que por ese lugar han pasado personalidades importantes.

"Yo pensé que habría menos gente de la que veo", indicó luego de comentar que por aquello de las vacaciones los papás terminan más agotados por cuidarlos que por llevarlos al colegio, "Y para esos que tienen vacaciones, les voy a dedicar un tema conocido como Bailando sobre el Muro de Berlín", un tema que aborda la libertad en todas sus expresiones.

Luego se adentró en un monologo de sus vacaciones en Disnelandia y la convivencia con sus hijos; arrancando con ello las carcajadas al explicar lo sucedido con sus vástagos en ese parque de diversiones, ubicado en Estados Unidos.

El show man demostró porque lo conocen con ese mote, al tocar magistralmente el piano en varias ocasiones y arrancando con ello también el aplauso de la audiencia.

En un espacio de tiempo, mientras sonaba una melodía con la que recordó a su hija vestida de princesa en Disney, Zanetti cambió de atuendo para salir vestido de un Dalay Lama y hablar sobre su visita al Tibet y después interpretar el tema "Princesa Tibetana", del compositor Memo Méndez Guiu y llevada al éxito por el grupo Timbiriche.

Zanetti, a lo largo de su espectáculo recordó a los grandes exponentes de la canción como José María Napoleón, José José, Emanuel y Manuela Torres entre otros, comparando la escases de intérpretes que hoy se vive con aquellos tiempos de grandes cantantes.

La sorpresa de la noche fue la invitación especial de la actriz y comediante Maria Elena Saldaña, quien enfundada en el personaje de "La Guereja", logró elevar la diversión de los presentes al desarrollar un "sketch" con Andreas Zanetti, detalle que el público agradeció con un nutrido aplauso.