Consideran que picadura de alacrán es aún problema de salud publica

Especialistas afirmaron que a pesar de los avances científicos, la picadura de alacrán todavía es un problema de salud pública para muchos estados

Durante el Segundo Simposio de Prevención y Atención de Accidentes por Picadura de Alacrán, el médico Alfredo Luis Chávez Haro, de la Cruz Roja en Guanajuato, señaló que México ocupa el primer lugar por el número de casos de picaduras del arácnido, que el año pasado llegó a los 404 mil.

Agregó que en Durango se desarrolló la primera faboterapia con los médicos Carlos León de la Peña e Isauro Venzor, pero actualmente el mejoramiento de este tratamiento ha llevado a que países europeos, así como Estados Unidos, los requieran para aplicarlos sobre todo en África, en donde se encuentran especies venenosas.

Chávez Haro manifestó que, a lo largo de los años, el veneno de los alacranes se ha vuelto más tóxico, además se han encontrado especies que medían cuatro centímetros y ahora llegan a los siete más el largo de su cola llevan a los 10 centímetros.

"Si el alacrán es más grande seguramente tiene más veneno, y si tiene más veneno seguramente es más tóxico, los alacranes han evolucionado", comentó.

Durante el simposio también se mencionó que a lo largo de más de 350 millones de años los alacranes han sobrevivido a todas las catástrofes del planeta y por siglos han cobrado la vida de miles de personas.

Se reveló además que Durango ocupa el lugar 11 en picaduras del arácnido, pues sus habitantes han aprendido a convivir con él.

Los habitantes de la capital del estado, principalmente los que viven en la zona más antigua, como la Centro y los barrios de Analco y Tierra Blanca, tienen la prevención de sacudir su ropa antes de ponérsela, así como colocar azulejos para que el animal no pueda trepar las paredes.

Los especialistas señalaron que el alacrán no es agresivo ni ataca a los humanos, y que pica cuando se siete amenazado.

Indicaron que estudios revelan que la adrenalina combinada con el veneno puede ser la causa de la mortalidad que causa este animal.

Rocío Segura Mendiola, jefa del Departamento de Vectores y Zoonosis de la Secretaría de Salud en la entidad, sostuvo que también se han encontrado alacranes en zonas de estado donde no era común, ya que éstos son trasladados a través de mudanzas y de materiales de construcción.

Por su parte, Cinthia Mora Muñoz, subdirectora de Epidemiología de los Servicios de Salud, informó que en lo que va del año se tienen contabilizados cuatro mil 998 casos de picadura de alacrán en la entidad, presentándose la mayor incidencia en mujeres, especialmente de 25 a 44 años.

Agregó que en el país se han encontrado 221 especies del arácnido, aunque en el estado se encuentra las denominadas "suffusus suffusus pucok" y el "centuroides margaritatus", que son altamente tóxicos.

Por otra parte, en el mercado Gómez Palacio de esta ciudad, Lupita García vende artículos que llevan como adorno a alacranes.

Alhajeros, llaveros, lapiceros, ceniceros, botellas, relojes, aretes y un sinfín de artículos son ofrecidos a turistas nacionales y extranjeros como recuerdo de su visita a Durango.

Sin temor, Lupita trabaja junto con su padre en la elaboración de estos artículos artesanales, toma a los arácnidos en sus manos para quitarles el aguijón y que sean inofensivos.

La comerciante asegura que algunos de alacranes son vendidos como mascotas y un ejemplar llega a costar 25 pesos.