Crece protesta de exiliados por maltrato de cubanos en Bahamas

El delegado del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sánchez, se sumó hoy a la huelga de hambre que inició hace una semana otro exiliado cubano para exigir al gobierno de Bahamas que respeten los derechos humanos de los inmigrantes cubanos.

Sánchez dijo que Bahamas incumplió en hacer públicos los acuerdos alcanzados la víspera a través de su representación diplomática en Miami para proteger a un grupo de presos cubanos, castigar a los guardias que los maltrataron y que se le permitiera a esos inmigrantes solicitar asilo.

Según Sánchez, Nassau se había comprometido a someter por escrito o hacer oficialmente público este viernes los acuerdos a que habían llegado el jueves.

El activista, quien en el pasado ya ha realizado prolongadas huelgas de hambre, dijo que mantendría el ayuno junto a Jesús Alexis Gómez hasta que el gobierno de Bahamas haga públicos los acuerdos a los medios de prensa.

Un video clandestino mostrado por la televisión local, atribuido a un centro de detención en Las Bahamas, mostró a guardias pateando a varios hombres con el torso descubiero en el piso, que según familiares en Miami, Florida, se trata de inmigrantes cubanos.

El gobierno de Bahamas ha negado el maltrato y de momento no ha habido una respuesta pública oficial a la petición del Movimiento Democracia.

El congresista demócrata por Florida, Joe García, de origen cubano, visitó la carpa donde se realiza la huelga de hambre.

Otros congresistas de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, enviaron cartas a Naciones Unidas y al embajador de Bahamas en Washington denunciando el maltrato y pidiendo una investigación.