Reforma política del DF no es de los partidos: asambleísta

El presidente de la Comisión Especial para la Reforma Política del Distrito Federal, Agustín Torres, subrayó que este proceso es de los ciudadanos y no de los partidos políticos, pues, por ejemplo, ha permitido a los habitantes de la Ciudad de México elegir a sus gobernantes.

Durante el Foro delegacional para la reforma política que se realizó en la delegación Cuauhtémoc se destacó la necesidad de contar con el impulso de los ciudadanos para lograr la transformación de la capital del país.

El también asambleísta del PRD recalcó que la reforma política es un derecho que se le debe otorgar a los capitalinos no como una dádiva o benevolencia sino porque la ciudadanía lo merece.

En su oportunidad el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Manuel Granados, consideró que la reforma política se debe construir a partir de la pluralidad y del consenso de las diversas fuerzas políticas para lograr uno de los mayores anhelos de los capitalinos, y "que los traten igual que a los ciudadanos de otras entidades federativas".

Consideró que es ilógico que en la capital del país no se tengan los mismos derechos y las mismas libertades y que "a los capitalinos no les reconozcan la mayoría de edad".

A su vez, el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en la ALDF, Federico Döring, dijo que el principal objetivo de la reforma política es el beneficio para los habitantes de la Ciudad de México y apuntó que si se tuviera que traducir de qué trata, "diría que se trata de darle sentido a nuestro voto en la ciudad".