Piden activistas sanciones contra obispo de Aguascalientes

Organizaciones de la Sociedad Civil solicitaron a la Secretaría de Gobernación (Segob) aplicar las sanciones que corresponden al obispo de Aguascalientes, José María de la Torre Marín, por supuestas violaciones al Estado laico.

En entrevista, Adriana Jiménez, de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México, acusó al prelado de tratar de disuadir a los diputados locales, particularmente del Revolucionario Institucional, de reformar el Artículo Segundo de la Constitución estatal.

Según la activista de aprobarse las modificaciones en el sentido de que la defensa de la vida va "desde el momento de la concepción", se atentaría contra los avances científicos en materia de salud sexual y reproductiva y del derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Además de aprobarse las modificaciones a la Constitución local como lo demanda el jerarca católico, "los servicios de salud y de justicia criminalizarán a las mujeres que abortan, incluso, en caso de abortos espontáneos".

Jiménez Patlán calificó como "muy grave" que la jerarquía católica se entrometa en los asuntos que tiene que ver con los derechos de las mujeres, ya que son ellas las únicas que pueden decidir sobre su cuerpo.

Entre las organizaciones que se manifestaron frente al Palacio de Covián y que firmaron la demanda legal están la Campaña Nacional por el Derecho a Decidir, Católicas por el Derecho a Decidir y Alianza Nacional por el Derecho a Decidir.

Las activistas presentaron un escrito contra obispo de Aguascalientes dirigido a la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob, al que adjuntaron una cinta con la conferencia de prensa del obispo en la que llama a los diputados a realizar modificaciones "a modo".

Informaron que en 12 horas recabaron mil firmas de apoyo contra la intromisión del obispo, entre ellas, la de la escritora Elena Poniatowska, la ex legisladora y ex presidenta del Instituto de las Mujeres, Malú Micher, y la delegada en Iztapalapa, Maricela Contreras.