Se reúne Consejo de Seguridad de ONU con opositores de Siria

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU sostuvieron hoy una reunión informal con la Coalición Nacional Siria, el principal grupo opositor, con el fin de impulsar las negociaciones entre rebeldes y el gobierno de Damasco.

Los opositores manifestaron a los miembros del Consejo de Seguridad que la situación en su país era "desesperada" y que la comunidad internacional debería aumentar la presión "para forzar al régimen de (Bashar) al-Assad a que acepte una transición política".

En una declaración por escrito distribuida a la prensa, la oposición pidió al Consejo que exigiera a las partes en conflicto en Siria que se ciñeran a la Declaración de Ginebra y a que aceptaran una transición a la democracia.

Asimismo, pidieron al Consejo que estableciera sanciones en caso de que el gobierno se negara a aceptar esta transición.

Indicaron también que la oposición tenía derecho a defenderse en tanto que el régimen condujera una guerra "contra el pueblo sirio", y que negarles tal posibilidad garantizaría la permanencia del gobierno y su represión.

Expresaron que asistirían a la Cumbre de Ginebra II --convocada por Estados Unidos y Rusia, y a la que también asistiría la ONU-- sólo si el gobierno de Siria acepta de manera explícita la formación de un "gobierno de transición con plenos poderes ejecutivos".

Este último punto fue el que pareció causar diferencias entre los miembros del Consejo de Seguridad.

Gerard Araud, representante permanente de Francia ante la ONU, consideró que un gobierno de transición con poderes plenos "dejaría al presidente al-Assad sin ningún poder restante".

Sin embargo, para su contraparte de Rusia, Vitaly Churkin, definir desde ahora lo que se entiende por "gobierno de transición con poderes ejecutivos plenos" constituye una precondición para la reunión.

Explicó que todas las cláusulas del acuerdo de Ginebra --celebrado en 2012 para establecer las condiciones mínimas de negoción entre el gobierno y los rebeldes-- deben ser interpretadas en la reunión, que aún no tiene una fecha precisa para celebrarse.

La reunión de hoy de la Coalición Nacional Siria siguió a la que tuviera la víspera por la noche con el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, en que refrendaron su llamado para obtener armas de manera más expedita.

De acuerdo con la ONU, el conflicto en Siria ha causado la muerte de 100 mil personas desde que comenzara en marzo de 2011, así como el desplazamiento de casi siete millones de personas.