Compite Samuel Kishi con "Somos Mari Pepa" en el GIFF 2013

Tras haber ganado un premio Ariel con su cortometraje "Mari Pepa", el cineasta mexicano Samuel Kishi Leopo dio seguimiento a esta historia en su primer largometraje "Somos Mari Pepa", el cual compite en la Sección Ópera Prima México del XVI Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF).

En entrevista con Notimex, el joven realizador explicó que el guión de su corto, el cual describió como una carta de amor hacia su abuela y su barrio, lo escribió junto con su hermano en tan sólo seis días y se pudo realizar gracias a una beca del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Guadalajara).

Este trabajo recorrió diversos festivales, entre ellos el de Cannes, en Francia, y ganó en Morelia y Guadalajara, "quedaron varias historias y anécdotas sueltas, cosas que se podían completar, así que yo y mi coguionista Sofía Gómez Córdoba y en poco tiempo ya teníamos el primer tratamiento del largometraje".

El proyecto fue seleccionado por el programa MexiCannes del GIFF 2012 en agosto y un mes después ya estaban filmando la película, "fue un proceso muy rápido, pasaron sólo nueve meses y ahora ya está compitiendo en el festival de Guanajuato".

Samuel Kishi indicó que haber participado con este proyecto en el programa Cine en Construcción de Toulouse, le dio mayor vida a la película, "ya tenemos contemplado llevar la película a diversos festivales, pero aún no me puedo adelantar".

Apuntó que estrenar su primer largometraje en el GIFF tiene un significado muy especial para él, porque en este mismo festival se estrenó el cortometraje que dio vida a su ópera prima, "espero que eso sea un buen augurio".

El cineasta aseguró que su principal interés es que su trabajo sea visto por el público, así que ya piensa en una corrida comercial, "pero si no se puede no importa, como pasa con el cine independiente podemos ir a los videoclubes, o llevarla a municipios, ya sacaremos la charolita para ver quiere colaborar".

"Somos Mari Pepa" es una comedia dramática que recupera anécdotas de la adolescencia de Samuel Kishi y de su fracasada banda de punk rock, "tiene detrás una experiencia dolorosa pues en ese tiempo mi abuelita acababa de enfermar gravemente".

La historia está contada a través de "Alex", un adolescente que vive con su abuela y tiene como principales ambiciones formar un grupo de rock, además de tener su primera experiencia sexual. Con el paso del tiempo descubre que su abuela comienza a ser más dependiente de él y una situación trágica le cambia la perspectiva.