Buscará alcalde de San Diego acusado de acoso sexual ayuda médica

El alcalde de San Diego, Bob Filner, calificó hoy en conferencia de inadmisible su comportamiento con las mujeres que lo han acusado de acoso sexual y anunció que a partir del 15 de agosto se ausentará dos semanas para buscar ayuda psicológica.

Filner dijo que su comportamiento ante las mujeres es contrario a la búsqueda de equidad que ha expresado como político.

Por lo menos siete mujeres han acusado hasta este viernes al alcalde Filner de acoso sexual.

De las siete denuncias, sólo la primera mujer en aceptar públicamente ser víctima de acoso sexual, ha presentado una demanda en la corte.

El Partido Demócrata de San Diego debatió hasta casi la medianoche de del jueves y resolvió pedir este viernes a Filner su renuncia para evitar divisiones al interior del instituto político.

El alcalde es el primer demócrata en el cargo en más de 20 años.

"El comportamiento que tuve todos estos años estuvo equivocado", dijo el alcalde al lamentar ante su equipo de trabajo, ante los residentes de San Diego "y sobre todo ante las mujeres a quienes he fallado", precisó.

El diario San Diego Union Tribune publicó ayer resultados de una encuesta en la que cerca de siete de cada diez sandieguinos encuestados respondió que quería que el alcalde renunciada.

Filner manifestó que la terapia intensiva a la que se someterá será sólo el primer paso para su recuperación.

Comentó que sólo podrá demostrar su cambio con el tiempo, lo que descarta que la posibilidad de que renuncie.

En cuando terminó su declaración, Filner se fue sin reponder a preguntas de la prensa.