Cierran Catedral de Santiago tras un "atentado" al recinto

La Catedral Metropolitana de Santiago, el principal templo católico de Chile, permanecerá cerrada por cinco días luego que un grupo que favorece la despenalización del aborto habría causado daños al inmobiliario del recinto.

Esta víspera, tras una marcha a favor del despenalizar el aborto que se realizó en el centro de Santiago, un grupo de personas ingresó a la Catedral, realizó rayados en un altar, gritó consignas y efectuaron algunos destrozos en bancas y un confesionario.

La decisión de cerrar el templo por cinco días por "ofensas y sacrilegio" obedece a la necesidad de limpiar los rayados en los muros y reparar los destrozos, indicaron fuentes religiosas.

Las autoridades religiosas programaron una "misa de desagravio" para el próximo miércoles, la cual estará encabezada por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati.

El religioso aseveró a periodistas que el grupo "anárquico" gritó consignas contra la vida y a favor del aborto y criticó la "intolerancia" e "irracionalidad" de los fanáticos que ingresaron al templo.

El presidente chileno Sebastián Piñera indicó por su parte a periodistas que se trató de un ataque "cobarde" a la historia y a la iglesia Católica y que este viernes se presentaron querellas contra los responsables del "atentado".