Dos muertos en choques entre manifestaciones rivales en Egipto

La tensión continuó en aumento hoy en Egipto, donde estallaron fuertes enfrentamientos entre partidarios y opositores del depuesto presidente Mohamed Morsi en los cuales al menos dos personas murieron y otras 31 resultaron heridas.

La violencia apareció de nueva cuenta en ese país durante las protestas de esta tarde, que comenzaron después de que una corte en El Cairo acusó al depuesto mandatario de homicidio, secuestro y conspirar con el movimiento palestino Hamás, y ordenó su detención por 15 días.

Las manifestaciones habían sido convocadas previamente por el jefe del Ejército y por la Hermandad Musulmana, en una lucha por el futuro del país, pero los ánimos se encendieron durante las demostraciones pues éstas comenzaron luego del dictamen del tribunal.

El comandante Abdel Fattah al-Sisi instó a los egipcios a fortalecer un "mandato" militar para detener la violencia y el terrorismo en el país, y cientos de personas se reunieron en la céntrica Plaza Tahrir en la capital en atención al llamado.

Cientos de egipcios más se concentraron en el distrito de Nasr City para externar su apoyo a Morsi y a la Hermandad Musulmana, que pidió a sus simpatizantes llenar las calles de solidaridad.

Dos personas murieron en enfrentamientos entre partidarios y opositores del presidente Morsi en la segunda mayor ciudad de Egipto, Alejandría, reportó la agencia egipcia de noticias MENA.

Por otra parte, en el centro de El Cairo, las confrontaciones aparecieron en el barrio de Shubra, cuando manifestantes pro y anti Morsi se cruzaron y lanzaron piedras mutuamente, provocando lesiones a 10 personas, de acuerdo con reportes del diario Egypt Independent.

Otras seis personas resultaron heridas en choques suscitados en Damiette, en el delta del Nilo Occidental, mientras que 15 más sufrieron lesiones en la ciudad de Alejandría, donde manifestantes rivales se agredieron frente a la mezquita de Qaid Ibrahim.

El ejército, que se ha desplegado en amplias áreas del país, amenazó con utilizar sus armas contra aquellos que utilizan la violencia, en tanto que los Hermanos Musulmanes advirtieron de una guerra civil.

Los episodios violentos de este viernes siguen a un mes de enfrentamientos que han dejado cerca de 200 muertos desde que las fuerzas armadas destituyeron a Morsi, suspendieron la Constitución y anunciaron un gobierno interino.