Evita pena de muerte secuestrador de Cleveland al declararse culpable

Ariel Castro, quien abuso sexualmente de tres mujeres que mantuvo en cautiverio durante 10 años en Cleveland, se declaró hoy culpable de 937 cargos como parte de un acuerdo legal para evitar la pena de muerte.

Bajo este acuerdo, Castro aceptó también la imposición de una condena de prisión de por vida sin posibilidad de libertad condicional, en adición a mil años más de encarcelamiento.

Acompañado por dos abogados defensores, Castro aseguró entender los alcances del acuerdo negociado con la fiscalía y manifestó al juez Michael Ruso que "sabia desde el principio que iba a recibir todo el pasó de la ley".

Castro fue detenido el pasado 6 de mayo en la ciudad de Cleveland después que la policía rescató a Michelle Knight y Gina de Jesús después que un vecino ayudara a escapar a Amanda Berry y la hija de seis años que procreó con Castro durante su cautiverio.

Durante la audiencia en la corte del Condado de Cuyahoga en Cleveland, Castro fue sometido a un prolongado interrogatorio por el juez Ruso sobre su entendimiento de las implicaciones y los alcances del acuerdo.

Cuando Russo preguntó a Castro si creía que había alguna razón por la cual podría salir eventualmente de prisión, Castro respondió "no creo que haya una".

De haber enfrentado juicio el ex chofer de un autobús escolar de 53 años enfrentaba a posibilidad de la pena de muerte por los delitos de secuestro y muerte agravada, derivada del aborto que le provocó a Michelle Knight durante el cautiverio.

La interacción de Castro con el juez Russo contrastó con la actitud que el puertorriqueño mostró en audiencias pasadas en que se mantuvo con la cabeza agachada y su voz apenas era perceptible.

Durante la audiencia anterior el juez tuvo incluso que ordenarle de manera repetida a Castro que levantara la cabeza y que mirara directamente en su dirección.

Como parte del acuerdo, la cifra final de cargos en su contra fue reducida de los 977 que enfrentaban originalmente a 937.

De igual forma la acusación fue modificada para incluir los nombres de Knight, de Jesús y Berry quienes hasta ahora habían sido referidas en documentos de corte como "Jane Doe", un término utilizado usualmente en casos de personas de sexo femenino no identificadas.