Pedirá presidente de Panamá a Italia cumplir promesa de hospital

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció hoy que en septiembre próximo visitará Italia para solicitar al gobierno cumplir con la promesa del ex primer ministro, Silvio Berlusconi, de construir un hospital en este país.

"Cuando un gobierno se compromete tiene que cumplir", dijo Martinelli en una entrevista con el canal de televisión Telemetro.

Recordó que el hospital fue ofrecido por Berlusconi cuando visitó Panamá el 30 de julio de 2010.

Berlusconi dimitió del cargo en diciembre de 2011 y este año fue condenado a siete años de cárcel por abuso de poder e incitar a la prostitución de menores.

Durante el gobierno de Berlusconi, también el gobierno panameño compró radares y a cambio, según Martinelli, fueron donadas seis patrulleras y paneles voltaicos por un valor superior en 30 por ciento a la adquisición panameña.

La compra fue salpicada de escándalo cuando se relacionaron acusaciones de supuestos pagos de sobornos a autoridades panameñas en un intento de vender un proyecto de cárceles.

Martinelli indicó que aprovechará el viaje a Italia para develar junto al Papa Francisco una imagen de Santa María la Antigua, a 500 años de celebrarse este año en Panamá la instalación de la primera diócesis en tierra firme.

El gobernante anunció que este viernes sale del país para dirigirse a Portugal en una visita oficial la semana próxima, con una escala técnica en Nueva York.

Martinelli, por otro lado, minimizó el hecho de que en 2014, cuando deje el cargo, será miembro del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y cambió su postura sobre que la entidad es una "cueva de ladrones".

"No tengo ningún interés de ir todos los meses; a mí ni me va ni me viene el Parlacen, no necesito ninguna inmunidad, el que quiera algo (en contra suya) que venga ahora o venga después", expresó.

Señaló que la incorporación de Panamá al Parlacen solo fue por un mandato de la Corte Suprema de Justicia.

El presidente impulsó a través de una ley en 2009 -luego declarada inconstitucional- la salida de Panamá del brazo político de la integración centroamericana, por considerarlo una "cueva de ladrones" que sólo buscan inmunidad.

"Yo no puedo decir (ahora) que es una cueva de ladrones porque ahora no se quiénes están en el Parlacen; yo lo dije porque veía que muchos de los que iban de Panamá no eran la gente mas idónea", señaló.

"No está dentro de mis prioridades (asistir) porque tengo cosas más interesantes que hacer, que estar buscando inmunidad".

El mandatario dejará el poder el 30 de junio de 2014 tras un mandato de cinco años.