Preocupa que hepatitis esté ligada a alimentos contaminados

Aunque en Tamaulipas la prevalencia de casos de hepatitis no es grave, no deja de ser preocupante que esté ligada al consumo de alimentos contaminados, aseguró Alfredo Rodríguez Trujillo, epidemiólogo de la Secretaría de Salud estatal.

En la víspera de la conmemoración del Día Mundial contra la Hepatitis, que se celebra este 28 de julio, el especialista recomendó a la población, evitar el consumo de productos de riesgo, que se venden en la vía pública.

Señaló que se reforzarán las acciones de sensibilización de la población para que adopte las medidas de higiene necesarias para prevenir el contagio.

Detalló que actualmente, la entidad ha registrado sólo 66 casos de hepatitis en lo que va de este año, lo que habla de que la incidencia de esta afección va a la baja.

Al tomar como referencia que en 1999, el estado registró un brote de mil 500 casos de hepatitis y a partir de ese año la tendencia ha ido a la baja, de tal forma que para el 2009 la cifra de casos no logró rebasar los 300 y el año pasado el número solo llegó a 184 casos en todo el territorio tamaulipeco.

Dijo que es un padecimiento que está ligado al consumo de alimentos contaminados y lo que ha influido en la disminución, es que la gente ha tomado en cuenta las medidas higiénicas recomendadas para elaborar y preparar alimentos, pero también, al evitar consumir alimentos que son de gran riesgo sobre todo cuando se venden en la vía pública.

Destacó que son algunas las verduras, esquites, raspados, entre otros productos, los que están relacionados con la aparición de este mal, al menos es lo que estadísticamente indican las investigaciones etiológicas de años anteriores.

Sin embargo, Rodríguez Trujillo aseguró que no por ser un padecimiento con baja incidencia, la Secretaría de Salud ha bajado la guardia, por el contrario, le da seguimiento puntual a cada uno de los pacientes afectados.

"Cada vez es menos frecuente que tengamos brotes de hepatitis, de hecho, recuerdo el de Tampico, fue un brote muy focalizado, pero que aun así se requirió de un diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes", enfatizó el experto.

Añadió que la presencia de casos, obedece a su comportamiento habitual, propio de la temporada, que es cuando se descomponen con mayor facilidad los alimentos aun y cuando esta afección es altamente contagiosa.

"Creo que han sido importantes las medidas de prevención, pero también las vacunas contra la hepatitis y mucha gente se ha ido inmunizando y eso genera un impacto positivo para su control", refirió.

El profesional indicó que algunas de las recomendaciones para prevenir el contagio de la hepatitis es desinfectar frutas y verduras, beber agua clorada, así como cocer bien todos los alimentos y lavarse bien las manos.